viernes 14 de diciembre
Noticias Locas

Gastó más de 200.000 dólares en convertir una cueva en su hogar ideal

Un ejecutivo australiano tomó la decisión de abandonar su carrera y convertirse en un hombre de las cavernas, en busca de una vida más simple. Pero no sin antes gastar la friolera de 230.848 dólares para renovar una cueva de 250 millones de años en Inglaterra para adaptarla a sus gustos.


La inspiración para el cambio de Angelo Mastropietro, de 38 años, llegó luego de que fuera diagnosticado con esclerosis múltiple en 2007. Su condición lo llevó a estar temporalmente paralizado, y Angelo pasó ese tiempo reflexionando sobre las cosas que realmente le importaban.

cave-house5-600x448
“Mi vida era realmente muy diferente antes de convertirme en un hombre de las cavernas”, afirmó el ex jefe de reclutamiento. “Como la mayoría de la gente, quería trabajar en el mundo corporativo. Tuve un período en el que estuve prácticamente paralizado, que fue un catalizador para revisar dónde estaba, y adónde iba con mi estilo de vida. Quería estar en un lugar en el que tuviera una vida más feliz y saludable”.

La oportunidad perfecta se presentó durante un viaje a Inglaterra en 2010. Angelo se encontró con un aviso inmobiliario de una cueva en el bosque Wyre de Worcestershire, el hogar de los acantilados que inspiraron a JRR Tolkien para crear la Tierra Media.

cave-house3-600x437

La cueva en cuestión había sido utilizada como una casa de cuatro dormitorios durante 300 años, antes de quedar abandonada a finales de 1940.

Cuando Angelo se dio cuenta de que se trataba de la misma cueva en la que un lluvioso día de 1999 tomó refugio, se decidió a dar el paso. La compró por 62.000 libras y se puso a trabajar para convertirla en la casa de sus sueños.

cave-house4-600x399

Con un acotado presupuesto de 100.000 libras, optó por hacer la mayor parte del mismo trabajo él mismo. A pesar de su limitada condición física, pasó 1.000 horas cortando y haciéndose paso a través de 70 u 80 toneladas de roca. También hizo un pozo de 80 metros en la ladera, que ahora abastece de agua a la casa.

“Me encantan los desafíos”, afirmó Angelo. “Casualmente mi apellido significa ‘el maestro de las piedras’, por lo que tal vez lo llevo en mi sangre”.

cave-house6-600x399

La casa terminada tiene muy poco en común con las viviendas de la edad de piedra. Está equipada con un montón de comodidades modernas, como agua corriente, calefacción por suelo radiante, wi-fi, y lujosos interiores. También tiene una gran terraza, paredes blancas, puertas de vidrio y ventanas con marco de roble que iluminan los espacios más oscuros.

 

1 comentario

Dejar un comentario