Periodismo Justo

Darío Lopérfido: “Me cuestionan porque soy republicano”

El Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, representa cabalmente a un sector de Cambiemos al que, pecando de simplicidad, se podría calificar de “halcones”. Son los funcionarios que creen que todo lo que se hizo en la gestión kirchnerista es malo y debe ser repudiado. Critica sin ambages a los organismos que defienden los Derechos Humanos, con los que se cruzó en un debate por la cantidad de desaparecidos (dijo que no son 30.000) y está enfrentado con gran parte de la comunidad artística del país que, incluso, reclamó su renuncia en una carta pública. Esta semana anunció un plan de actividades culturales en los barrios. Esto motivó una entrevista en Guetap (Vorterix.com) que derivó en un intenso intercambio de opiniones sobre derechos humanos, fanatismo, medios de comunicación y la grieta, entre otros temas. Aquí, las principales definiciones del funcionario, y el audio completo de la nota (dura algo más de media hora pero creo que vale la pena asomarse a esta discusión).


“Hay un kirchnerismo residual que no se da cuenta que el país cambió”.
“El delito de opinión no existe. No me hago el progresista, pero me cuestionan porque soy republicano”.
“Que no son 30.000 los desparecidos no es una frase que inventé yo. No hablaba del número, hablaba de la exaltación absurda que hizo el kirchnerismo sobre los ’70”.
A la dirigente opositora Gabriela Cerruti y al periodista Daniel Tognetti los comparó con el stalinismo: “no por las consecuencias sino por la forma de actuar”.
“Con los que firmaron la carta (de pedido de renuncia) yo no tomé ninguna represalia, esa es la gran diferencia”.
“El desastre intelectual que dejan los populismos es tal que pasa lo de (Adrián) Paenza, que cree que trabaja para Macri. Paenza creía que antes trabajaba para Cristina Kirchner y no para el canal estatal”.
“La TV pública buena no tiene que tener todas las voces, no tiene que representar a distintos sectores. La TV pública tiene que tener periodistas profesionales, con la mayor objetividad posible”.
“La Ley de medios K era una Ley del siglo XX que generó el reparto de un montón de dinero a empresarios inescrupulosos”.
“Comparado con otros países, Argentina no tiene grupos de medios tan grandes. Clarín comparado con O´Globo o Univision es muy chico”.