Medios

Herramientas para periodistas: cómo usar Snapchat (primera parte)

snapchat_book


En la larga historia de las tecnologías con las que los periodistas luchan a diario, Snapchat podría ser la más frustrante de todas. Por un lado: promesas de engagement infinito, y tarifas de publicidad imbatibles.

Por el otro, sin embargo…

Bueno. En primer lugar está la naturaleza efímera de la herramienta: la creación de contenido diseñado para desaparecer es precisamente lo opuesto a lo que los periodistas aspiran.

En segundo lugar, la interfaz es tan obtusa y arrogante que podría resumirse con el consejo “simplemente deslizá en alguna parte».

Y por último está el amateurismo del contenido.

Si luchaste con la limitación de los 140 caracteres, Snapchat lleva las cosas a un nivel completamente diferente: el video vertical, los stickers hiper emocionales, y la elección entre: a) el uso de un tipo de letra que te hace ver como un burócrata del gobierno en 1978, o b) usar un texto rojo flúo en la pantalla como un niño demente de cinco años jugando con crayones.

landscapefail

Pero aun así… Está el engagement. Y un público al que no se puede llegar tan fácilmente por otros medios. Y para ser honestos, una vez que tu cabeza se adapta a Snapchat, empezarás a ver las posibilidades de narración que otras plataformas simplemente no ofrecen.


Amigándose con Snapchat

Es útil hacer una lista de todas las cosas de Snapchat que molestan a los periodistas, con el fin de abordar el tema de frente. Aquí van:

Efimeritud: en realidad, una vez que se crea una historia, puede descargarse una copia al teléfono. Así que si querés guardarlo para usarlo con posterioridad, o volver a utilizarlo en YouTube o en otro lugar más permanente, se puede.

Interfaz obtusa: es importante tratar esto como una serie de pasos de baile o el kata de karate para memorizarlo. Sí, ya sé que no se puede bailar o luchar. ¿Qué periodista puede? Pero estamos tratando de mostrarte dónde colocar tus pies debajo.

Amateurismo: Es posible crear buenas historias si se planean en consecuencia. De hecho, una buena historia puede realmente hacer la diferencia. Pero también, vale la pena recordar que el recurso de la plataforma es su propia informalidad. Está diseñada para ser una especie de mal gusto. Pero aun así, hemos reunido algunos ejemplos de buenas prácticas.

 

¿Aplicación de chat, red social o plataforma de publicación?

Antes ver esto vale la pena hacer algunas distinciones importantes: cuando se habla de Snapchat puede en realidad estarse hablando de más de una cosa. A saber:

  • Funcionalidad de chat original de Snapchat: la capacidad de enviar mensajes que luego desaparecen, a personas en forma directa.
  • Snapchat Stories: son colecciones de ‘snaps’ (por ejemplo, algunas imágenes, algunos clips de video que se combinan en (con suerte) algún tipo de narrativa). Estos no desaparecen (están disponibles durante 24 horas), y pueden ser vistos por cualquier persona que te sigue, y no sólo las personas a las que se los envíes.
  • Snapchat Discover: estas son (por lo general) colecciones de relatos producidos por marcas como Cosmopolitan, Buzzfeed, el Daily Mail, National Geographic y CNN.

La primera es la aplicación de chat; la segunda era Snapchat convertido en red social; el tercero era Snapchat convertido en un anfitrión para el contenido (y, por supuesto, para la publicidad).

El primer desafío es, entonces, tener claro qué Snapchat querés utilizar.

Al abrir Snapchat te lleva directamente a la pantalla de grabación:

  • Deslizar el dedo de izquierda a derecha en la pantalla (o tocar el borde redondeado en la esquina inferior izquierda) y te le llevará a la pantalla de mensajes (chat).
  • Deslizar el dedo de derecha a izquierda (o pulsar en el menú de tres líneas en la esquina inferior derecha) y te llevará a la pantalla Stories (pensando en redes sociales).
  • Deslizar el dedo de derecha a izquierda  nuevamente y te llevará a la pantalla Discover (pensar en publicaciones).

En los círculos del periodismo gran parte de la atención ha estado en Snapchat Discover. Pero a menos que trabajes en una de las pocas empresas que tienen un canal en Snapchat Discover, y seas una de las pocas personas dentro de esas organizaciones que participan en la producción de contenidos para Snapchat Discover, no va a ser de mucha ayuda.

De hecho, debido a que Snapchat Discover es tan profesional, puede ser una verdadera decepción: los productores de esos canales tienen acceso a funciones que la mayoría de los usuarios Snapchat no pueden ni soñar.

Pero eso no quiere decir que debas ignorar Discover: ver video vertical en esos canales (una de las pocas características que tiene en común con Snapchat stories) en particular, te mostrará ejemplos en los que el video vertical funciona bien (y al mismo tiempo ofrece un montón de ejemplos de video horizontal incrustado en contenido de texto).

snapchatdiscoverhorizvideo

Lo mismo aplica a la función de chat de Snapchat. Si podés encontrar a alguien para charlar por este medio puede ser un buen espacio para acostumbrarse a la informalidad del estilo Snapchat, y jugar con sus características.

Puede iniciarse un chat de varias maneras, pero quizás la más simple y más flexible, es ir a la pantalla de mensajes y pulsar el icono ‘speech bubble’ en la esquina superior izquierda, elegir con quién charlar y después, redactar el mensaje. Tené en cuenta que en los chats puede escribirse texto, subir imágenes desde el teléfono, acceder a diferentes ‘stickers’, y realizar llamadas de video o audio (ninguno de los cuales se puede hacer con Stories).

snapchatdischeadline

Los canales de Discover tienen también una pequeña explicación. He aquí un rápido resumen:

  • Tocar en un canal para «leer» la publicación.
  • Una vez en la publicación, deslizar de derecha e izquierda para cambiar entre las historias (en el caso de Buzzfeed éstos se indican simplemente con una imagen diferente).
  • Cuando estás en una historia podés pasar a la siguiente o anterior deslizándote hacia la derecha o izquierda.
  • Para abandonar una publicación deslizar hacia abajo (de arriba a abajo)

En el próximo post nos centraremos en una función que pueden utilizar todos los periodistas para comunicarse con el público: Snapchat Stories.