Noticias Locas

Joven indio arrastra autos con sus omóplatos

La mayoría de la gente apenas se las arregla para empujar un coche utilizando sus propios brazos, pero este adolescente indio puede arrastrar dos de ellos utilizando sólo sus increíblemente fuertes omóplatos.


Abhishek Choubey, un joven de 18 años oriundo de Madhya Pradesh, India, comenzó a utilizar sus omóplatos para tirar de objetos diversos cuando tenía sólo 8 años, después de darse cuenta de que tenían una forma diferente a la de sus amigos.

abhishek-choubey-shoulder-blades-600x338

Al principio, utilizaba los ganchos del mercado local, pero no encajaban bien entre sus omóplatos, por lo que, después de notar su inusual talento, su padre diseñó un gancho de madera especial para él como regalo. Con ese gancho se las arregló para practicar con objetos cada vez más pesados, hasta que finalmente logró tirar de un vehículo que pesaba un poco más de 1000 kilos. Inspirado por su éxito, decidió desafiarse a sí mismo tirando de dos autos, ¡y lo consiguió!

«Me di cuenta de que hay muchas personas que pueden arrastrar vehículos pesados con las orejas, e incluso con el pelo, pero yo soy el único que puede tirar de dos coches a la vez con sus omóplatos”, dijo Abhishek. Su nuevo objetivo es hacer que su logro sea reconocido por el Libro Guinness de los Récords.

Abhishek puede no tener el típico cuerpo de un hombre fuerte, pero sus increíblemente forzudos omóplatos le han ganado el apodo de «hojas de acero» (Steel Blades) y el respeto y la admiración de su ciudad natal. Algunos de sus amigos, incluso trataron de emular sus hazañas, pero no tuvieron éxito, y uno sufrió heridas y tuvo que ir al médico. «No todo el mundo puede hacer esto», dijo Abhishek. «Mi amigo tuvo que ver a un médico después de que intentó tirar de una silla pequeña. Se necesita un entrenamiento adecuado. Hago ejercicio todos los días durante al menos una hora».

Los padres de Abhishek han sido un gran apoyo para el joven, y se declaran orgullosos de ver a su hijo haciendo un nombre por sí mismo con sus extrañas acrobacias. «Me gustaría que se meta en el Libro Guinness de los Récords. Estoy orgulloso de él. Quiero que continúe sus acrobacias, y también nos aseguramos de que continúe sus estudios», dijo su padre. «Si él desea tirar de un avión, siempre lo apoyaremos. Sabemos que no es peligroso. Hemos consultado a los médicos».