miércoles 20 de junio
Medios

En el futuro las noticias falsas serán cada vez más creíbles

Una explosión de noticias falsas está siendo culpada por los resultados de la elección presidencial en EEUU. El jueves pasado, en una audiencia del Senado sobre la piratería de Rusia, el Director de la Secretaría de Inteligencia Nacional, James Clapper, dijo que la campaña de Rusia incluyó “propaganda, desinformación y noticias falsas”, y que esos esfuerzos seguían en curso.


Según los artículos de noticias falsas compartidos por millones de usuarios de redes sociales en 2016, el Papa Francisco respaldó a Trump, el agente del FBI que estuvo involucrado con los correos electrónicos filtrados de Hillary Clinton fue encontrado muerto en su apartamento, y Clinton era miembro de una red de pedofilia que operaba desde el sótano de una pizzería en Washington, DC.

Pablo Boczkowski, analista que estudia los medios de comunicación en la Universidad Northwestern, recientemente escribió un interesante ensayo sobre las noticias falsas y el futuro del periodismo para NiemanLab.

“Las noticias falsas son tan antiguas como las verdaderas”, dijo Boczkowski. “Siempre ha habido información errónea. Lo que tenemos ahora es una infraestructura de información que es muy diferente, con una escala y un alcance que no hemos visto antes.”

Cerca de 1,2 millones de personas visitan Facebook todos los días, y el 65 por ciento de los adultos afirma que accede a las noticias a través de redes sociales. Los estudios demuestran que las noticias falsas se comparten en Facebook al mismo ritmo que las auténticas, por lo que es cada vez más difícil para el ciudadano medio separar los hechos de la ficción. Pero esperen… está a punto de volverse mucho peor.

Un equipo de jóvenes investigadores alemanes y estadounidenses presentó una increíble tecnología de captura de movimiento en tiempo real, que puede transformar a cualquier líder mundial en una marioneta virtual. El software experimental transfiere las expresiones faciales de la cara de cualquier actor en videoclips de figuras políticas como Trump y Vladimir Putin.

En la presentación de la tecnología de recreación fotorrealista, los investigadores no mencionan las noticias falsas. De hecho, su trabajo tiene por objeto detectar las modificaciones en los videos para establecer su credibilidad. Ellos creen que la capacidad de reproducir con precisión los movimientos faciales en tiempo real permite el “doblaje sobre la marcha” de los videoclips traducidos para que los labios del orador coincidan con sus palabras.

Otra tecnología revolucionaria de Adobe Creative Cloud pronto permitirá a los productores de video reemplazar fácilmente y con precisión el diálogo de alguien con lo que quieran hacer decir a la persona. En este video de Adobe Max 2016, el desarrollador Zeyu Jin pone nuevas palabras en boca del cómico Keegan-Michael Key simplemente introduciéndolas en un dispositivo.

Mientras que estas dos tecnologías tienen aplicaciones legítimas, también presentan oportunidades increíbles para el abuso. Con nada más que una cámara web, YouTube, esta captura de movimiento de nueva generación y un software de edición de audio, un futuro productor de noticias falsas podría publicar clips de video convincentemente reales de los líderes mundiales haciendo cualquier declaración (o amenaza), simplemente hablando o escribiendo.

Filippo Menczer dirige el Centro de Redes Complejas y Sistemas de Investigación de la Universidad de Indiana y estudia cómo se propaga la información errónea en redes sociales como Facebook y Twitter. Menczer compara el aumento de nuevas y mejores herramientas de noticias falsas con las “guerras de spam” de la última década. No hace mucho tiempo, los spambots inundaron nuestras bandejas de entrada de basura, pero con el tiempo los proveedores de correo electrónico construyeron filtros inteligentes, con lo que el negocio del spam se volvió mucho más difícil y costoso.

Hoy en día, la mayoría del spam queda atrapado en la carpeta de correo basura, pero ¿cuándo vamos a tener las mismas herramientas tecnológicas para filtrar las noticias falsas?

“Esta es la típica carrera de armamentos que observamos con cualquier abuso de la tecnología,” dice Menczer. “Los primeros bots de noticias falsas eran realmente fáciles de reconocer, pero ahora tenemos los bots sociales más inteligentes que son mucho más difíciles de detectar, y nuevos sitios web de noticias falsas que parecen reales. Es un tanto alarmante pensar qué tipo de daño podría crear esta nueva tecnología de edición video y audio”.

Alejo Mantzarlis conduce la Red Internacional de Verificación de Datos del Instituto Poynter, y sigue de cerca los esfuerzos de los investigadores como Menczer para desarrollar herramientas automatizadas que puedan detectar noticias falsas antes de que se extiendan. Mantzarlis cree que las organizaciones de comprobación de hechos y la prensa se encuentran actualmente superados.

“Una ‘carrera armamentista’ implicaría que tengamos las mismas armas,” reflexiona Mantzarlis. “Creo que las noticias falsas realmente han sacado provecho de las tecnologías existentes, tales como los algoritmos de suministro de noticias en redes sociales, en formas que los verificadores de datos simplemente no pueden.”

Menczer informa que el intercambio online de contenidos verificados (el desenmascaramiento de una historia falsa, por ejemplo), sigue a las noticias falsas entre 10 y 20 horas más tarde. Un informe de 2016 de Full Fact, una organización de verificación de datos del Reino Unido, asegura que tenemos herramientas que pueden acelerar enormemente el proceso automatizado de descrédito, pero necesitamos aún más inversión y cooperación internacional para conseguir que lleguen a las manos de los periodistas.

Mantzarlis dice que estas herramientas automatizadas no son filtros que bloquean o censuran el contenido online. Simplemente ayudan a los verificadores a “publicar las cosas más rápido” mediante el reconocimiento de los reclamos que han sido desacreditados antes, o comparando en forma inmediata la declaración de un político “¡El desempleo ha bajado un 5 por ciento!”, con las mejores bases de datos online.

A medida que la tecnología de las noticias falsas evolucione para incluir videos hiper-realistas y clips de audio, se necesitará mucho más que las herramientas de verificación de datos automatizados, o las prohibiciones de publicidad impuestas por Facebook y Google. Nosotros, los lectores y consumidores de noticias sociales, tendremos que “actualizarnos” a nosotros mismos.

“Lo que hay que cambiar es la cultura de la interpretación”, dice Boczkowski. “El hecho de que una noticia sobre Francisco respaldando la candidatura de Donald Trump se comparta más de un millón de veces, nos dice que tenemos una cultura de la crítica que no está lista para distinguir este tipo de información errónea.”

Boczkowski relata el ejemplo de Argentina (su país natal), donde existe una larga historia de líderes populistas y medios de comunicación sesgados, pero donde los ciudadanos son desconfiados y muy críticos de los medios, y donde saben quién es dueño de qué periódico, y qué cadenas de televisión son funcionales al gobierno.

“Estados Unidos ha sido bendecido con una cultura de medios muy diferentes y una cultura democrática mucho más saludable para la mayor parte del siglo 20”, dijo Boczkowski. Hasta ahora. La reciente explosión de noticias falsas y su papel potencial en las elecciones se espera que nos obliguen a todos a echar un vistazo más de cerca al próximo artículo o video, antes de hacer clic para “compartir”.

Vía

 

Dejar un comentario