Medios

Un sitio noruego les toma examen a los lectores antes de que puedan comentar

Nieman Lab escribió hace un tiempo una nota sobre un sitio de noticias noruego que hace que los lectores aprueben un cuestionario sobre el artículo, antes de que puedan comentarlo. El sitio (NRKbeta, la sección de tecnología del sitio de noticias de la cadena pública de Noruega), fue elogiado por su creatividad. Pero los editores y periodistas de NRKbeta dijeron que era demasiado pronto para afirmar si el programa era un éxito.


Cindo meses más tarde, el equipo de NRKbeta asegura que los lectores pueden haber tratado los cuestionarios en 14 artículos más como juegos de comprensión de lectura, que como una entrada a la sección de comentarios.

Como describió el autor del artículo, en marzo:

En algunas notas, los comentaristas potenciales ahora están obligados a responder a tres preguntas básicas en formato multiple-choice sobre el artículo, antes de que se les permita publicar un comentario.

El objetivo es asegurarse de que los comentaristas hayan leído la nota antes de discutirla.

“Pensamos que deberíamos hacer nuestra parte para tratar de asegurarnos que la gente esté en la misma página antes de comentar. Si todo el mundo puede estar de acuerdo en que esto es lo que dice el artículo, entonces tienen una base mucho mejor para comentar sobre él”, dijo el periodista Ståle Grut de NRkbeta.

“Forzar a los usuarios a tomarse un poco más de tiempo para pensar en el comentario que están a punto de publicar, también les ayuda a pensar sobre el tono”, dice el editor Marius Arnesen de NRKbeta.

Ahora, cinco meses luego del lanzamiento del quiz-comentario, esto es lo que NRKbeta tiene que decir sobre los resultados.

“En promedio, hay muchos más intentos (correctos e incorrectos) que comentarios reales”. En un post de NRKbeta, Grut explicó que parece que más personas tomaron la prueba como comprensión de lectura que como un medio para acceder a la sección de comentarios. Algunos pueden tomarlo como un “divertido pequeño juego post lectura”, escribió Grut. De los 14 artículos que incluyeron el test, el número más alto de comentarios fue de 77. Mientras que más de 300 personas tomaron el examen para ese mismo artículo.

“No hemos establecido ninguna regla en términos de cuándo debe estar habilitada la prueba.” NRKbeta optó por no requerir el cuestionario para la sección de comentarios de cada artículo. Mientras que el cuestionario fue creado como un plug-in de WordPress con preguntas asignadas al azar para cada usuario, el equipo no quería abrumar a los comentaristas sobre temas más livianos.

Grut señaló que al exigir a los comentaristas potenciales que invirtieran más en el contenido, el quiz-comentario favoreció “a los más ansiosos, con más tiempo en sus manos”. Pero no siempre resultó en una mejor comprensión a lo largo del tiempo: “De vez en cuando esto ha llevado a una disminución de la calidad y el tono, causando que el lector a menudo abandone el módulo de la prueba.”

“En promedio, hay una asombrosa tasa de error del 72 por ciento en el test.” Esto puede haber sido por una invasión de lectores internacionales luego que se publicara la nota sobre la original herramienta, y trataron de tomar un cuestionario escrito en noruego. El hallazgo más claro, señaló Grut, fue que a los lectores les gustaba tratar el cuestionario como un juego. Ha habido un alza en los “juegos de noticias” o el desarrollo de juegos online para que el público consuma noticias, o incluso para aprender acerca de las noticias falsas. Juegos como estos cuestionarios podrían potencialmente ayudar a los periodistas y medios a determinar si la redacción y las explicaciones en sus artículos son claras para los lectores, además de enfriar a los impetuosos de la sección de comentarios.

“Estamos tratando de establecer un terreno común para el debate”, dijo Arnesen a principios de este año. “Si vas a debatir algo, es importante saber lo que está y lo que no está en el artículo. De lo contrario, la gente sólo despotrica.”

Vía