Noticias Locas

Buzo se sumerge demasiado rápido, y queda hinchado como un globo

Alejandro Ramos Martínez, un pescador submarinista de mariscos de Pisco, Perú, llegó a los titulares internacionales luego de un terrible accidente que lo hizo parecerse a un globo humano. Al parecer, se sumergió a una profundidad de 30 metros demasiado rápido, lo que causó que el nitrógeno en su sangre formara burbujas gigantes que se adhirieron a sus músculos, dejándolo completamente deformado.


El inusual caso de Martínez fue presentado en el programa de televisión peruano «Cuarto Poder», donde los médicos quedaron atónitos por el horrible efecto de las capsulas de nitrógeno en la apariencia física del hombre. El síndrome de descompresión hace que el nitrógeno salga de la solución y forme burbujas en la sangre y los tejidos. En casos leves, los síntomas incluyen inusual fatiga, mareos, náuseas y dolor en las articulaciones, pero en casos raros también puede causar parálisis o incluso la muerte. Se cree que los efectos deformantes que ha tenido en este buzo peruano son únicos.

Alejandro Ramos Martínez sufrió su accidente de buceo hace cuatro años, pero los médicos todavía están buscando la forma de sacar las burbujas de nitrógeno de su cuerpo. Debido a que estos sacos de gas están aparentemente unidos a la carne del hombre, no pueden ser removidos quirúrgicamente, por lo que la mejor solución a la que llegaron hasta ahora ha sido la administración de oxígeno en una cámara presurizada. Por el momento han sido capaces de eliminar alrededor del 30% de las enormes burbujas de nitrógeno, y estiman que Martínez necesitará al menos otras 100 sesiones en la cámara hiperbárica.

La extraña reacción al rápido ascenso no sólo dejó al buzo de mariscos como un globo caminante, sino que aparentemente también añadió un suplemento de 30 kilos a su cuerpo. Las burbujas de nitrógeno, al parecer, le causan a Martínez un dolor insoportable, por lo que sólo puede vivir gracias a los analgésicos. Su deforme cuerpo ha sufrido recientemente una lesión grave de cadera y los médicos dicen que requerirá una prótesis.

Un periódico peruano informó que si el número de burbujas de nitrógeno en Alejandro Ramos Martínez puede ser reducido con la ayuda de la terapia de oxígeno, será elegible para un complicado procedimiento quirúrgico para que se las remuevan por completo. Sin embargo, el costo estimado de una cirugía de este tipo es de USD 100.000, que el buceador pobre no tiene. De hecho no está claro cómo se gana la vida ahora que ya no puede bucear en busca de sustento.