domingo 22 de octubre
Noticias Locas

YouTuber vende acciones de sí mismo y gana una fortuna

A simple vista, la plataforma japonesa más nueva de la bolsa de valores, Valu, puede parecer un innovador invento que permite a los usuarios vender acciones de sí mismos. El objetivo, en la mayoría de los casos, es recaudar dinero para iniciar un negocio o trabajar en proyectos personales o independientes dentro de su profesión. Dicho esto, sin embargo, hay al menos un tema que la empresa todavía necesita resolver si desean llevar a Valu al siguiente nivel: evitar que los compradores de acciones sean engañados por aquellos que buscan ganar un dólar rápido a expensas de otros.

Que es exactamente lo que sucedió esta semana, cuando un Youtuber japonés llamado Hikaru básicamente explotó una de las funciones de Valu para sacar provecho de su popularidad. Mientras que el concepto de vender acciones de sí mismo puede parecer muy similar al crowdfunding básico, Valu también permite el comercio de fichas llamadas “VA” entre los que las listan, y las fichas también son intercambiables por bitcoins. Así que Hikaru usó su popularidad para aumentar el precio de sus acciones, y luego las vendió con un enorme beneficio.

Cualquier persona puede unirse a Valu y promover sus acciones para atraer a los compradores, pero mientras que muchos ofrecen regalos de servicios gratuitos (como contenido exclusivo de un artista, chequeos gratis con un médico, cambio de imagen gratuito de un esteticista, etc), Hikaru ni siquiera se molestó con ese enfoque. En cambio, simplemente dejó que sus 2,2 millones de suscriptores de YouTube supieran que se había unido a la innovadora bolsa de valores. Luego, el 14 de agosto, twitteó que quería hacer algo especial y “mover sus acciones Valu en un momento”. El precio de sus acciones se disparó, y al día siguiente Hikaru y dos de sus amigos (Ikkun y Raphael) vendieron sus acciones por el equivalente a 54.650.000 yenes (USD 490.000) en bitcoins, causando que el valor de las fichas VA se desplome.

Los fans de Hikaru que habían invertido en sus acciones Valu estaban indignados por la movida, con algunos acusándolo de planear todo el asunto como una manera de sacar dinero. Por otro lado, Hikaru y sus amigos afirman que no tenían ninguna intención de manipular el mercado, y que sólo querían crear material para videos online. Simplemente resultó ser un plan muy rentable.

Y como las fichas VA no son consideradas un producto financiero por la Agencia de Servicios Financieros de Japón, Hikaru y sus amigos no infringieron ninguna ley manipulando a Valu, por lo que no tienen repercusiones legales. También destacan que respetaron los términos y condiciones de la plataforma. Sin embargo, tras el contragolpe, los agentes de Hikaru prometieron compensar a los usuarios que habían invertido en sus acciones.

El YouTuber no parece preocupado por la controversia en torno a sus acciones. El joven dice que lo hizo sólo para llamar la atención, y recientemente anunció que va a dejar de YouTube. Probablemente necesite concentrarse en gastar todo ese dinero.

Mientras Hikaru se ocupa de la reacción de Internet, Valu ya ha comenzado a hacer cambios para asegurarse que algo como esto nunca vuelva a ocurrir. Las ventas de acciones se han limitado a una décima parte del total de acciones emitidas a un solo usuario por día. Las transacciones han sido limitadas a 30 por día, y las oscilaciones de los precios diarios no pueden caer más del 50% o subir más del 200%.

 

Dejar un comentario