sábado 18 de noviembre
Noticias Locas

Científicos pasaron 40 años buscando un pájaro que nunca existió

Durante las últimas cuatro décadas, una increíblemente rara especie de pájaro cantor ha eludido a los observadores de aves y científicos. La búsqueda increíblemente frustrante e infructuosa del Liberian Greenbul dio pesadillas a los investigadores desde que se identificó y catalogó por primera vez a principios de la década de 1980, pero aquellos que han dedicado su tiempo a buscar al extraño pájaro recibieron una noticia brutal: ni siquiera existió en primero lugar.


La saga comenzó cuando los investigadores descubrieron lo que creían que era una especie completamente indocumentada de aves cantoras en Liberia. Se parecía mucho al Icterine Greenbul, aunque tenía marcas blancas distintivas en áreas específicas de su cuerpo emplumado. Llamaron a su nuevo pájaro Liberian Greenbul, y comenzaron a aprender más sobre él. Lo que resultó increíblemente difícil.

Solo se obtuvo un espécimen, luego de recibir un disparo, y los posteriores intentos de encontrar a las extrañas aves resultaron en solo un puñado de informes inestables de avistamiento. Con tan pocos a la vista, los científicos asignaron el Greenbul de Liberia a la lista de especies en peligro de extinción, lo que lo puso en peligro crítico. La sangrienta guerra civil de Liberia y su larga historia de conflicto hicieron que buscarlos fuera aún más difícil.

Es decir, hasta hoy, cuando los científicos de la Universidad de Aberdeen revelaron la verdadera naturaleza de las aves. Después de ejecutar un análisis de ADN del único ejemplar confirmado de Liberian Greenbul, los investigadores descubrieron que su genética es prácticamente idéntica a la del Icterine Greenbul. Comparar el ADN de las aves con el de otras especies conocidas de Greenbul revela grandes diferencias, y es una gran bandera roja que indica que el Icterine Greenbul y Liberiano Greenbul son, en realidad, el mismo pájaro.

Los investigadores teorizan que el extraño patrón de plumas podría haber sido causado por una deficiencia nutricional mientras las plumas crecían, lo que significa que el increíblemente raro pájaro en peligro crítico es en realidad una versión enferma de un ave que conocen desde hace mucho más tiempo.

“No podemos decir definitivamente que el Liberiano Greenbul es el mismo pájaro que el Iceterine Greenbul, pero hemos presentado suficiente evidencia que hace que cualquier otra explicación parezca muy poco probable”, dijo el profesor Martin Collinson, del Instituto de Ciencias Médicas de la Universidad de Aberdeen. “El trabajo genético fue realizado independientemente por los científicos aquí en Aberdeen y en Dresden para asegurarse de que no hubiera error, ambos llegamos a la misma conclusión”.

Dejar un comentario