miércoles 13 de diciembre
Medios

El sistema de verificación de noticias en Facebook no está funcionando

Muchos periodistas que trabajan para Facebook aseguran que las herramientas de verificación de datos de la red social han fracasado en gran medida, y que la compañía explotó su trabajo para lavar su imagen.


Varios revisores de hechos que trabajan para organizaciones de noticias independientes y se asociaron con Facebook, declararon al diario The Guardian que temían que sus relaciones con la corporación tecnológica, algunas de las cuales son pagas, hayan creado un conflicto de intereses, dificultando que los medios de noticias investiguen y critiquen el papel de Facebook en la difusión de la desinformación.

Los periodistas también lamentaron que Facebook se haya negado a revelar datos sobre sus esfuerzos para detener la difusión de noticias falsas. Los periodistas están hablando un año después de que la compañía lanzara la colaboración en respuesta a la indignación por las revelaciones de que las plataformas de redes sociales habían promovido ampliamente noticias falsas y propaganda durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Facebook reveló desde entonces que facilitó los esfuerzos de Rusia para interferir con la política de Estados Unidos, permitiendo anuncios publicitarios y propaganda política divisivos que llegaron a 126 millones de estadounidenses.

“No siento que esté funcionando en absoluto. La información falsa todavía se está volviendo viral y se está extendiendo rápidamente”, dijo un periodista que hace verificaciones de datos para Facebook y, como otros entrevistados para esta nota, no estaba autorizado a hablar públicamente debido a la asociación con la compañía. “Es realmente difícil responsabilizar a Facebook. Ellos piensan que nosotros hacemos su trabajo por ellos. Tienen un gran problema, y ​​se están apoyando en otras organizaciones para limpiar el desastre”.

Facebook anunció con bombos y platillos en diciembre pasado que se estaba asociando con agencias de verificadores de datos, incluidas Associated Press, Snopes, ABC News, PolitiFact y FactCheck.org, para marcar públicamente las noticias falsas de modo que una etiqueta “cuestionada”  advirtiera a los usuarios sobre compartir contenido desacreditado. Una revisión del Guardian de este año descubrió que los controles de los hechos parecían ineficaces, y que las etiquetas “cuestionada” no funcionaban como se esperaba.

Ahora, algunos factcheckers están planteando preocupaciones, asegurando que la falta de estadísticas internas sobre su trabajo ha obstaculizado el proyecto, y que no está claro si la corporación está tomando en serio la propagación de la propaganda.

Otra fuente de verificación de hechos dijo que era raro ver que los controles de los hechos en realidad conducen a una etiqueta “cuestionada” en Facebook, lo que genera dudas sobre cómo funcionaba la herramienta. Los analistas de datos dijeron que tenían dudas sobre la frecuencia con que se colocaron las etiquetas en los artículos, qué efecto tenían en el contenido, y a qué sitios eran más a menudo dirigidos, pero dijeron que Facebook no había proporcionado la información.

“Estamos a oscuras. No sabemos lo que está sucediendo realmente “, dijo Alexios Mantzarlis, director de la Red Internacional de Verificación de Datos en Poynter, que verifica los verificadores de datos tercerizados de Facebook.

Dijo que apreciaba que “hay mucha gente en Facebook a la que realmente le preocupa esto pero”, agregó, “el nivel de información que se está entregando es totalmente insuficiente… Este es potencialmente el mayor experimento de la vida real en contrarrestar información errónea en la historia. Podríamos haber tenido una enorme cantidad de información y datos”.

Un portavoz de Facebook dijo que una vez que un artículo había sido etiquetado como falso, sus futuras “impresiones” cayeron en un 80%.

“Nuestro trabajo con verificadores de hechos no solo tiene como objetivo educar a la gente sobre lo que se ha disputado, sino que también nos ayuda a comprender mejor lo que podría ser falso y mostrarlo más abajo en el News Feed”, dijo el vocero, agregando que los datos informaron a sus algoritmos para “detectar de manera más rápida y precisa futuras historias falsas”.

Facebook también lanzó una iniciativa de “artículos relacionados” y otras funciones destinadas a promover artículos sobre temas similares, incluidos los reportes de factcheckers, dijo el vocero: “Estamos brindando a los usuarios la información que necesitan para tomar decisiones informadas sobre si leer o no, confiar o compartir”.

Uno de los que revisaron los hechos dijo que parecía claro que Facebook se oponía a la contratación interna de un gran número de periodistas y expertos para hacer el difícil trabajo de verificación de datos necesario para reprimir las noticias falsas de una manera significativa.

“La relación que tienen con las organizaciones de verificación de datos es poca, y es demasiado tarde. Realmente deberían manejar esto internamente. Deberían estar contratando ejércitos de moderadores y sus propios verificadores de hechos”.

nota completa

 

Dejar un comentario