miércoles 13 de diciembre
Noticias Locas

Youtubers toman drogas en cámara, y documentan sus efectos para los espectadores

Drugslab, un canal educativo de YouTube financiado por una emisora ​​pública en los Países Bajos, ha sido acusado de glamourizar el consumo de drogas al tener a tres jóvenes moderadores tomando drogas frente a la cámara, y documentando sus efectos para los espectadores.


Hoy en día se pueden encontrar tutoriales de YouTube sobre casi cualquier cosa, y gracias a Drugslab, eso incluye inhalar una línea de cocaína, y tomar LSD o ketamina. De hecho, si querés aprender sobre cierta droga ilegal, todo lo que tenés que hacer es publicar un comentario, y los tres jóvenes moderadores harán todo lo posible para obtenerlo de sus dealers, y probarlo en cámara. Brindarán consejos valiosos sobre la dosificación adecuada de la droga, la frecuencia con que podés ingerirla, cómo afecta tu frecuencia cardíaca y temperatura corporal, y cómo afecta tu estado de ánimo. Y, dado que uno de los presentadores realmente prueba la droga, podés ver los efectos vos mismo.

Un comentarista de YouTube describió a Drugslab como “un programa para niños que te dice cómo tomar cocaína”, que en realidad es una descripción bastante precisa del programa. Está rodado en un set decorado para parecerse a un laboratorio de ciencias de la escuela, los presentadores (Nellie Benner, 30 años, Rens Polman, 25 años, y Bastiaan Rosman, 23 años) participan en bromas lúdicas durante todo el programa, y ​​todo tiene un ambiente relajado y educativo.

Según el Daily Mail, las drogas que se usan en Drugslab se compran a dealers, con una subvención de USD 65.000 del Ministerio de Educación holandés, y son probados por el Sistema de Monitoreo de Información de Drogas de Holanda. Los productores insisten en que toman todas las precauciones necesarias para evitar problemas médicos, pero un especialista en primeros auxilios siempre está presente en el set durante el rodaje.

Drugslab se lanzó el 8 de septiembre de 2016 y rápidamente se volvió increíblemente popular, tanto en los Países Bajos como en el extranjero. El polémico canal tiene más de 500.000 suscriptores, y la mayoría de los videos subidos tienen cientos de miles de visitas.

Como se pueden imaginar, ha habido mucha controversia alrededor de Drugslab desde el principio. Mientras que muchos acusaron al canal de YouTube de glamourizar y promover el uso de drogas peligrosas con fines recreativos, sus fundadores insisten en que están simplemente comprometidos a informar al público sobre lo que se debe y lo que no se debe tomar con diversas drogas y sus efectos. De hecho, cada episodio comienza con la advertencia “Este es un programa educativo sobre el uso y los efectos de las drogas. No es explícitamente la intención de alentar a las personas a consumir drogas”.

Los tres jóvenes anfitriones de Drugslab ya han probado una gran variedad de drogas, desde marihuana y tabaco hasta ketamina, éxtasis, LSD y MDA, e incluso cocaína. Básicamente prueban cualquier droga que sus televidentes quieran conocer, pero según los productores, los moderadores son libres de negarse a tomar una determinada droga. Rens Polman, por ejemplo, afirma que nunca probará la heroína, la metanfetamina o cualquier otra droga que lo haga convertirse en adicto casi de inmediato.

 

Dejar un comentario