jueves 13 de diciembre
Medios

Ex-ejecutivos de Facebook advierten sobre el rol negativo de la red social en la sociedad

Algunos de los más antiguos aliados de Facebook están comenzando a expresar serias dudas sobre la red social que ayudaron a crear.


Facebook explota una ‘vulnerabilidad en la psicología humana’ para sumar usuarios, dijo Sean Parker, el primer presidente de la compañía, en un reportaje público el mes pasado.

Chamath Palihapitiya, ex vicepresidente de Facebook que se unió a la compañía en 2007, dijo recientemente en una charla en la Escuela de Negocios de Stanford que la compañía está “desgarrando el tejido social de cómo funciona la sociedad”.

Y Roger McNamee, un capitalista de riesgo y uno de los primeros inversores tanto en Facebook como en Google, escribió que ambas compañías “amenazan la salud pública y la democracia” en una columna de opinión en el USA Today.

McNamee confiesa también que se benefició enormemente de su inversión en la red social, además de que fue uno de los primeros asesores del equipo de Facebook, pero ahora “está aterrado” por el daño que están causando estos “monopolios de Internet”.

“Facebook, Google y otros explotan la naturaleza humana, creando comportamientos adictivos que obligan a los consumidores a buscar nuevos mensajes, responder a las notificaciones y buscar la validación de tecnologías cuyo único objetivo es generar beneficios para sus propietarios”, indicó en su artículo “Invertí en Google y Facebook. Ahora me aterrorizan”.

Ha sido un año difícil para la industria de la tecnología, especialmente las empresas de redes sociales. Comenzó con las preocupaciones sobre noticias falsas y ‘filtros burbuja’ que pueden “proteger” a las personas de encontrar en sus búsquedas cosas ajenas a sus creencias, continuó con la presión en Facebook y Twitter para frenar el acoso online, y culminó con las audiencias en el Congreso de EEUU sobre el supuesto uso de sus plataformas por parte de los agentes rusos para manipular las elecciones presidenciales de 2016.

Todo esto, por supuesto, sumado al constante redoble de tweets del presidente Donald Trump, que no para de utilizar el servicio para elogiar a sus aliados y castigar a sus enemigos, a menudo de manera incendiaria.

Pero el golpe más descortés de todos parece venir de tres personas que ayudaron a construir Facebook en sus primeros días. A principios de noviembre, Parker le dijo al sitio de noticias Axios que Facebook fue creado para responder la pregunta: “¿Cómo podemos consumir el máximo de tu tiempo y atención consciente como sea posible?”. Llamó a su flujo de comentarios, ‘likes’ y reacciones un “loop de feedback de validación social que explota cómo funciona el cerebro humano”.

Unos días más tarde, McNamee escribió otro artículo para The Guardian en el que argumentaba que Facebook y Google habían utilizado “técnicas persuasivas desarrolladas por propagandistas y por la industria del juego”, combinándolas con tecnología moderna para maximizar sus ganancias al mismo tiempo que “apelan al miedo, la ira y otros materiales que refuerzan los filtros burbuja y el comportamiento adictivo”.

Palihapitiya también se sumó y dijo en una conferencia de la Escuela de Negocios de Stanford que sintió “una gran culpa” por ayudar a crear herramientas que ampliaron las divisiones sociales, y recomendó que la gente tome un descanso de las redes sociales.

Facebook, en un descargo enviado por correo electrónico, dijo que está ‘trabajando duro para mejorar’ y señaló que no es la misma compañía que era cuando Palihapitiya, quien se fue hace seis años, trabajó allí.

“Hemos trabajado mucho e investigamos con expertos externos y académicos para comprender los efectos de nuestro servicio en el bienestar de la gente, y lo estamos utilizando para informar el desarrollo de nuestros productos”, se lee en el comunicado de la compañía. “Estamos dispuestos a reducir nuestra rentabilidad para asegurarnos de que se realicen las inversiones correctas”.

Vía

 

Dejar un comentario