Medios

Cómo se esparce la información falsa en Twitter, y cómo se corrige

People holding mobile phones are silhouetted against a backdrop projected with the Twitter logo in this illustration picture taken in Warsaw September 27, 2013. Twitter Inc, the eight-year-old online messaging service, gave potential investors their first glance at its financials on Thursday when it publicly filed its IPO documents, setting the stage for one of the most-anticipated debuts in over a year. Picture taken September 27. REUTERS/Kacper Pempel (POLAND - Tags: BUSINESS TELECOMS LOGO)

Uno de los problemas más grandes de la era de la información, sobre todo cuando de redes sociales se trata, es la exposición constante a la falsa información, y Twitter no es la excepción.


Una encuesta del American Press Institute sobre el grado de veracidad de la información en Twitter, demuestra que en la red existe (y en la web en general) un factor de auto-corrección, nacido en parte debido a la multiplicidad de fuentes de información, y también a un cierto grado de escepticismo por parte de los usuarios de Twitter sobre la información que encuentran.
2015-09-07_17-50-52

El 64% de los encuestados afirmó haber encontrado en algún momento en Twitter algo que no era cierto. Sorpresivamente, casi ninguno de ellos admitieron haber pasado la información. Sólo el 16% de los usuarios nuevos de Twitter afirmó haber retweeteado o posteado un tweet que luego se descubrió como falso.

Se mencionaron varias formas en las que los usuarios de Twitter afirman haber descubierto que algo era incorrecto, lo cual se asocia directamente a la multiplicidad de los factores de auto-corrección de la plataforma. El 62% de los usuarios que encontraron un tweet falso aseguraron haberlo descubierto gracias a alguna fuente externa a Twitter.

2015-09-07_17-52-05

Por otro lado el 59% afirmó haber visto un tweet de otra fuente o persona, alertando sobre el problema.

Un 43% dijo haber sido alertado del problema por un tweet posterior de la misma fuente, rectificando el error.

Un número muy inferior, el 21%, contestó haberlo escuchado de alguien.

En otras palabras, la web como sistema, y Twitter en sí mismo, tienen incorporados sus propios factores de autocorrección.