sábado 15 de diciembre
Noticias Locas

Responde anuncio de matrimonio en Facebook como broma, y se casan una semana más tarde

Cuando Sophy Ijeoma, una maquilladora de Nigeria, decidió comentar el anuncio de matrimonio de un conocido en Facebook como una broma, nunca imaginó que se casaría con el hombre solo siete días después, pero evidentemente subestimó el poder de las redes sociales.


El día anterior a la víspera de Año Nuevo, el fabricante de muebles nigeriano Chidimma Amedu decidió que era momento de encontrar una esposa. En lugar de pedirles ayuda a sus amigos, o recurrir a un sitio de citas, publicó un anuncio en Facebook, pidiéndoles a todas las mujeres interesadas en convertirse en su esposa que respondan a su mensaje.

El mensaje decía “Soy lo suficientemente adulto, y estoy listo para decir que sí, y no perder más tiempo. Envía tus aplicaciones La más calificada se casará el 6 de enero de 2018. La solicitud cierra a la medianoche del 31 de diciembre de 2017. Lo digo en serio… y no digas que no lo viste a tiempo. Buena suerte.”

Amedu recibió algunas respuestas de partes interesadas, pero la que llamó su atención vino de Sophy Ijeoma, una joven que apenas conocía. Ella era la dama de honor de una amiga, cuando vio la divertida publicación, despertó su interés. La joven había sido amiga de Facebook con Amedu durante aproximadamente un año, pero anteriormente habían tenido poca interacción más allá de algunos likes y comentarios ocasionales. Inicialmente, ella pensó que la publicación era una broma y respondió diciendo: “Estoy interesada, solo escribime… jajaja”.

“Nunca supe que hablaba en serio sobre la publicación”, dijo Ijeoma a la BBC. Amedu, sin embargo, iba completamente en serio. Le envió un mensaje privado, y comenzaron a chatear a través de Facebook Messenger. Dos días después, la pareja tuvo su primera cita en un centro comercial en la ciudad natal de Ijeoma, Enugu, en el sureste de Nigeria. Amedu viajó más de 500 km desde su casa para encontrarse con ella allí.

“Fue amor a primera vista”, dijo Ijeoma a los periodistas. “Es el hombre más guapo que he conocido, y me gustó al instante”.

Amedu sintió lo mismo y, después de echarle un vistazo, dijo: “Eres hermosa”.

Después de dos horas de conversación, Amedu le pidió a Ijeoma que conociera a su tío, quien también vivía en Enugu. El apoyo familiar detrás de la elección de uno de los cónyuges es una parte esencial de la cultura Igbo.

“Llegamos a la casa del tío, y él dijo: ‘Tío, conoce a la mujer con la que me quiero casar'”, recordó Ijeoma. “Cuando lo vi por primera vez, definitivamente lo encontré atractivo, pero lo que no sabía era lo determinado que estaba acerca de casarse conmigo. Fue después de que conocimos al tío y a su esposa, que me di cuenta de que esto realmente podría suceder, y lo quería”.

La pareja decidió mantener su impulso y buscar la aprobación de la familia de Ijeoma el mismo día. Su padre había fallecido, por lo que le correspondía a su hermano mayor dar su bendición, lo que, de alguna manera sorprendente, hizo. Era oficial: Amedu e Ijeoma estaban comprometidos para casarse, pocas horas después de la reunión.

“Al principio, su familia pensó que yo no hablaba en serio, pero les demostré que sí”, dijo Amedu.

La pareja planeó su boda durante los siguientes cuatro días después de tomar una prueba para averiguar si eran médicamente compatibles. Nigeria tiene una alta tasa de anemia drepanocítica, y se recomienda a las parejas que comparen sus genotipos para evitar tener hijos con esta afección. Todo fue bien, y el 6 de enero de 2018 se convirtieron oficialmente en marido y mujer, en una ceremonia Igbo tradicional.

“Estoy feliz de haberme casado con él. Es mi tipo de hombre “, dijo Ijeoma.

 

1 comentario

Dejar un comentario