domingo 23 de septiembre
Noticias Locas

Un museo dedicado a las rocas con caras se vuelve un éxito entre turistas

Con más de 127 millones de personas viviendo en Japón, se pueden encontrar personajes e historias únicas en todo el país, y el canal de YouTube Great Big Story hace un gran trabajo al desenterrar estas hermosas joyas, para que las conozcan en todo el mundo.


Su último video cuenta la historia de Yoshiko Hayama, una residente de la prefectura de Saitama, al norte de Tokio, y su notable colección… de rocas con rostros. Según el video, el museo manejado por Hayama es el único de su tipo en el mundo, revelando una exhibición extraña de rocas que fueron elegidas por sus características faciales distintivas, con algunas incluso asemejándose a personajes famosos y celebridades internacionales.

En principio el museo puede parecer un concepto extraño, pero detrás se encuentra una hermosa historia familiar, con Hayama continuando el hobby de coleccionar rocas que comenzó su padre cuando tenía más de 40 años. Su padre continuó recolectando rocas con rasgos faciales en sus 90 años, y desde que falleció, Hayama se ha dedicado ella misma al pasatiempo, añadiendo a la colección especímenes del río cercano.

Según Hayama, para que una roca se clasifique como “jinmenseki” o “roca de cara humana”, debe tener ojos y boca. Si también tiene una nariz, es incluso mejor, pero aparentemente es raro encontrarlas.

Voldemort no tiene nariz…

Pero Elvis Presley sí.

Hayama dice que personas de todo el mundo han estado enviando sus rocas con caras, y su museo ahora recibe una gran cantidad de visitantes internacionales. Si bien muchas personas podrían estar interesadas en el arte del Jinmenseki, nadie lo hace en la misma escala que ella.

Hayama espera continuar dirigiendo el museo todo el tiempo que pueda, en memoria de su difunto padre. Con una colección única de peculiares piedras coleccionadas en un lapso de décadas, esperamos que ella y sus rocas llenas de carácter continúen llevando sonrisas a los rostros de muchos más visitantes en los años venideros.

 

Dejar un comentario