domingo 22 de julio
Noticias Locas

Usa tacos altos para ir trabajar para sentirse empoderado

Ashley Maxwell-Lam, gerente de proyecto de un importante banco en Sydney, Australia, siempre ha admirado a las mujeres con tacos altos y el poder que desprenden, por lo que decidió adoptar el mismo calzado para sentirse también fortalecido. El truco funcionó, y ahora usa uno de sus nueve pares de tacos aguja de 15 centímetros para su trabajo de servicios financieros en el CBD de Sydney varias veces a la semana.


La idea de usar zapatos de taco alto para mujeres surgió el año pasado, justo después de que Ashley se mudara de Queensland a Sydney. Un día, vio en la televisión un video de Yanis Marshall, Arnaud y Mehdi, un trío francés de bailarines en tacos altos, y lo hizo pensar. Luego observó a una ejecutiva en su banco que parecía destacar del resto en todas las habitaciones en las que entraba, y que aseguraba que el secreto está en los zapatos.

“Le pregunté cómo era posible que un objeto te haga sentir poderoso, y ella dijo, ‘pruébalos y verás’,” contó Maxwell-Lam. “Lo hice, y lo que dijo era verdad. Nunca me he sentido más empoderado que poniéndome un par de tacos aguja y caminando por un vestíbulo de mármol”.

Entonces, Ashley, que es abiertamente homosexual, ha usado zapatos de taco alto para trabajar desde entonces. No los usa todos los días, ya que admite que pueden sentirse bastante incómodos después de un tiempo, pero siempre se los pone cuando se encuentra con nuevos clientes. Su jefa realmente no sabía qué decirle cuando el joven de 30 años le dijo que planeaba usar zapatos de mujer para ir a trabajar, pero él le hizo saber que hablaba muy en serio.

Aunque la recepción de su calzado ha sido en general positiva, Ashley Maxwell-Lam admite que ocasionalmente obtiene “miradas de disgusto”, especialmente de los miembros de la comunidad gay.

“La única vez que tuve situaciones incómodas fue en realidad dentro de mi propia comunidad”, dijo. “Algunos gays me dijeron, ‘¿Por qué estás usando tacos, es desagradable, eres un hombre? Se lo refriegas a la gente en la cara, no es de extrañar que los gays sean golpeados”.

“A lo que yo respondo: ‘Perdiste el derecho de juzgarme cuando comenzaste a dedicar gran parte de tu vida a tu imagen. Puedes parecer un leñador, pero tu bronceado sale de una botella, tus cejas están depiladas, vas a un barbero dos veces por semana, y nunca tocaste una herramienta eléctrica en tu vida. Nuestro emblema es un arcoiris y, sin embargo, condenan a los demás porque no se alinean con su forma de pensar”.

Ashley dice que le encanta la atención que recibe cuando camina con su traje de hombre y sus zapatos de mujer, pero que no es por eso que lo hace. Simplemente ama el “contraste entre masculinidad y feminidad”, y la forma en que hace que la gente se cuestione las cosas.

 

Dejar un comentario