miércoles 19 de diciembre
Noticias Locas

Perro se pasa tres días mirando una pared, y nadie puede explicarlo

Un perro Labrador en la ciudad de General Roca, en la provincia de Río Negro se convirtió en atracción local y sensación online por una razón muy peculiar: pasó al menos tres días mirando la pared azul de una estación de autobuses, y nadie puede explicar por qué.


El perro (bautizado Chicho por los usuarios de redes sociales que no sabían su nombre real), pasa la mayor parte de su tiempo en una parada de autobús azul en el barrio Stefenelli de General Roca. Ya sea que esté parado en cuatro patas o sentado, mantiene sus ojos pegados a la pared azul de la estación, como si prestara atención a algo o a alguien que nadie más puede ver. En un video que ha estado rondando en las redes sociales, la gente trata de distraer a Chicho o alejarlo de la pared, pero él sigue meneando la cola y mirándola fijamente. Hasta el momento, nadie ha sido capaz de explicar por qué.

A principios de esta semana, un veterinario local dijo que Chicho había estado mirando la pared azul por tres días seguidos. Aunque a veces tomaba un breve descanso, siempre regresaba y reanudaba su curioso ritual. El veterinario dijo que no podía ofrecer una explicación lógica para el comportamiento del animal, y solo podía especular que Chicho estaba esperando que alguien viniera a la estación, aunque eso no explicaría la mirada fija en la pared.

El video de Chicho con los ojos pegados a la pared ha sido visto más de un millón de veces en varias redes sociales, y algunos usuarios ofrecen sus propias teorías sobre su comportamiento. Algunos dijeron que el animal estaba ciego, que luego fue descartado por el veterinario local, mientras que otros arriesgaron que tal vez puede ver fantasmas, o que tiene Alzheimer.

La mirada inexplicable de Chicho incluso atrajo la atención de Discovery Channel, que pidió permiso a quien posteó el video viral para usarlo en un segmento de sus programas.

Aunque algunas fuentes especularon que Chicho era un perro callejero, o que recientemente había sido abandonado por su dueño, el usuario que publicó el video viral dijo que el pichicho es conocido en Stefenelli, y que su dueño vive cerca de la parada de autobús azul. Agregó que el nombre real del perro es Indio (¡mucho mejor que Chicho!) y que mira con regularidad a esa pared.

Tras el ascenso meteórico del perro a la fama en las redes sociales y en la ciudad de General Roca, su dueño decidió sacarlo de la estación por la fuerza y ​​mantenerlo en su patio, por temor a que alguien pudiera secuestrarlo o dañarlo de alguna manera.

En cuanto a la razón de la mirada fija, el dueño del perro aparentemente está tan despistado como el resto de nosotros.

 

Dejar un comentario