lunes 19 de noviembre
Noticias Locas

Tenía una tos misteriosa, y resultó que se había tragado un espantasuegras

Los médicos del Instituto de Ciencias Médicas de la India en Nueva Delhi, documentaron recientemente el extraño caso de un niño de 4 años con una misteriosa “tos chirriante”.


Escribiendo en el prestigioso New England Journal of Medicine, el doctor Suresh C. Sharma informó que los padres del niño lo habían llevado a la consulta externa de otorrinolaringología después de notar algo extraño sobre su tos. Durante los últimos días, su hijo de 4 años emitía un sonido parecido a un silbido cada vez que tosía. No tenía antecedentes o síntomas de infección viral del tracto respiratorio superior, y se encontraba en buen estado de salud, pero durante el examen físico, los médicos notaron una sibilancia espiratoria en el pulmón izquierdo medio e inferior.

Los padres del niño les dijeron a los médicos que había estado jugando con un pequeño silbato espantasuegras antes de que la extraña tos apareciera, pero la radiografía de tórax no reveló ningún objeto extraño. Sin embargo, el Dr. Sharma y su equipo notaron atrapamiento de aire en las radiografías espiratorias, que sugirieron la presencia de un objeto extraño en el bronquio, ya que el aire podía entrar alrededor del objeto, pero no podía exhalarse adecuadamente.

Dada la probabilidad de que un objeto extraño se atasque en los pulmones del niño, se realizó una broncoscopia. ¿Y adivinen qué? El pequeño espantasuegras que los padres habían mencionado estaba obstruyendo el bronquio segmentario izquierdo, la vía aérea que conduce aire a los pulmones.

El silbato fue cuidadosamente recuperado y una radiografía de tórax subsiguiente reveló que la hiperinflación del pulmón izquierdo había sido resuelta.

Los objetos extraños alojados en las vías respiratorias de las personas son bastante comunes, pero este caso se consideró excepcional debido a la tos chirriante producida por el silbato inhalado. Por esta razón, el caso fue publicado en el New England Journal of Medicine como un caso de advertencia para padres con niños pequeños, y como un tópico para profesionales médicos.

 

Dejar un comentario