viernes 21 de septiembre
Interesante

Cadena hotelera utiliza datos biométricos para encontrar el destino perfecto de vacaciones

AccorHotels quiere leer las mentes de sus huéspedes, y también su frecuencia cardíaca, EEG y la respuesta galvánica de su piel.


La compañía se asoció con la agencia Cossette con sede en Toronto, y con los creadores de experiencia digital The Mill para desarrollar una experiencia sensorial inmersiva que revelará lo que los huéspedes desean en unas vacaciones, antes que ellos.

El programa, llamado  Seeker by Le Club AccorHotels, funciona como una original forma de permitir que los clientes leales sepan que pueden continuar ofreciéndoles un servicio muy personalizado, y ¿qué mejor manera de hacerlo que leer sus mentes?

La versión online utiliza la cámara web de una computadora y la cámara frontal de un teléfono para medir el ritmo cardíaco y el pulso, para determinar el tipo de viaje que una persona considera más atractivo, según seis parámetros diferentes, incluidos el perfil psicológico, la personalidad, el destino y el estilo. La experiencia mide las reacciones biométricas a una variedad de imágenes y experiencias: destinos fríos o cálidos; relajación versus viajes de aventura; entornos rurales o urbanos; y si viajás por familia o romance. Además de la versión online, AccorHotels también está desarrollando stands, que aparecerán en algunos de sus hoteles a fines de julio.

Los miembros de la prensa obtuvieron una vista previa de la tecnología el mes pasado en una experiencia completamente inmersiva. Después de atar una elegante diadema que monitoreaba ondas cerebrales alfa y gamma, y ​​muñequeras para controlar la frecuencia cardíaca, y la respuesta de la piel, dispusieron Ferrofluid para jugar, una cascada que supuestamente determinaría si amás la tranquilidad o la aventura, el movimiento rastrea si sos introvertido o extrovertido, y pilares que miden tu afinidad por ambientes modernos o rústicos.

Al final de la experiencia, los datos biométricos se corren a través de un algoritmo personalizado, y se traducen en una colorida ilustración psicográfica.

Vía

 

Dejar un comentario