lunes 10 de diciembre
Noticias Locas

Podés ganar 10.000 euros demostrando que tenés superpoderes

¿Creés que podés mover objetos pequeños usando solo el poder de tu cerebro? ¿Podés encontrar agua usando una simple varita, o tal vez simplemente transmitir pensamientos telepáticamente? Si sos capaz de demostrar tus superpoderes a un grupo de científicos en Alemania, estarán felices de recompensarte con 10.000 euros.


La  Sociedad para la Investigación Científica de Paraciencias (GWUP) es un grupo de físicos, biólogos y psicólogos alemanes que creen que las personas que afirman tener superpoderes como la telequinesia, la telepatía o las habilidades de adivinación no deben descartarse como meros charlatanes, sino realmente estudiarlos y permitirles probar sus habilidades en condiciones de laboratorio controladas. Cada año, invitan a candidatos a la Universidad de Würzburg, en Alemania, para mostrar sus superpoderes y potencialmente ganar un premio de € 10.000. Más de 60 personas han sido evaluadas en los últimos años, pero ninguna de ellas ha podido reclamar el codiciado premio.

“No estamos aquí para hacer que la gente parezca ridícula”, dice Rainer Wolf, un investigador perceptual y el hombre que supervisa las pruebas anuales en la Universidad de Würzburg. “Solo queremos mostrar que muchas de esas afirmaciones son absurdas”.

Pero el hecho de que las afirmaciones sean absurdas no significa que las personas que las hacen estén tratando de ser engañosas. Wolf y sus colegas psicólogos en GWUP están convencidos de que la mayoría de los candidatos realmente creen que tienen estas habilidades especiales que la ciencia aún no puede explicar. Están atrapados en un sistema de creencias que ellos mismos han construido durante un largo período de tiempo, y eso significa mucho para ellos. Inconscientemente se olvidan de todos los fracasos y solo parecen recordar los tiempos en que sus talentos produjeron resultados sorprendentes. Pero cuando se trata de pruebas reales, siempre fallan.

Rainer Wolf dedica mucho tiempo y trabajo a estas pruebas de superpoderes, tratando de hacerlas lo más justas posible, y minimizando la suerte tanto como sea posible. Por ejemplo, el año pasado, uno de los candidatos que se presentó para las pruebas afirmó que dominaba la telequinesia y que podía mover objetos pequeños con el poder de su mente. Entonces Wolf le hizo mover un pequeño papel que previamente había sido cubierto con una tapa de vidrio, para que el viento u otras corrientes de aire no pudieran interferir. El hombre intentó mover la hoja de papel durante varias horas antes de finalmente darse por vencido.

También había un supuesto “geopatólogo” que afirmaba poder utilizar un pico pequeño para detectar fuentes de agua, tuberías e incluso cables eléctricos. Entonces Wolf lo hizo identificar cuáles de los cables de energía en un aula universitaria estaban electrificados. Después de prepararse durante varias horas, obtuvo 26 cables de un total de 50, que es prácticamente el promedio que cualquier persona normal podría adivinar, de acuerdo con las reglas de probabilidad.

Un tercer candidato afirmó ser capaz de levitar, pero también falló miserablemente varias veces antes de finalmente aceptar la derrota.

Pero una cosa que todos estos candidatos, y las docenas que vinieron antes que ellos tenían en común era que no dejaron que este fracaso aplastara su convicción. De hecho, el Prof. Rainer Wolf dice que este es su verdadero superpoder, esta habilidad para encontrar excusas y conservar su confianza en sus habilidades. Los adivinos dirán que las estrellas no estaban alineadas correctamente, los espiritualistas dirán que las fuerzas secretas les impidieron alcanzar su objetivo, mientras que otros simplemente culparán a su fracaso por fatiga, trabajo o estrés. Siempre habrá algo, eso es seguro.

Incluso cuando los resultados de las pruebas sean catastróficos, los candidatos encontrarán la fuerza para seguir creyendo en sus habilidades. Tome, Heinz Krieger, un adivino que juró que podría encontrar agua usando sus varillas de adivinación. En una prueba en la que de cada 10 cubos cubiertos solo uno contenía agua, Krieger enfrentó el reto de encontrar el cubo correcto en al menos 7 de 13 intentos, para demostrar su don y ganar el premio de 10.000 euros. El hombre no encontró el cubo de agua ni una sola vez. Aun así, preguntado por los periodistas si todavía cree en su superpoder, dijo “por supuesto”. No sabe por qué no funcionó durante la prueba, pero su superpoder definitivamente no es solo producto de su imaginación.

Así que, si creés que tenés un verdadero superpoder y estás dispuesto a probarlo para tener la oportunidad de ganar 10.000 euros, visitá el sitio web de GWUP y postulate. Quién sabe, podés ser la primera persona que finalmente convenza a estos científicos y reclame su recompensa financiera.

 

Dejar un comentario