sábado 15 de diciembre
Noticias Locas

Lo echan de un “tenedor libre” por comer demasiado

Jaroslav Bobrowski, un joven triatleta alemán, fue echado recientemente de un restaurante de sushi de la modalidad “tenedor libre” por comer alrededor de 100 platos de comida, algo que el propietario consideró “no normal” y muy malo para los negocios.


Bobrowski, de 30 años, trabaja como ingeniero de software, pero también entrena para los triatlones Ironman y tiene una dieta especial en la que no come nada durante 20 horas al día, y luego come hasta que está lleno. El fin de semana pasado, él y su novia se detuvieron en el restaurante Running Sushi de Landshut, Bavaria, donde pagó el precio fijo de USD 15.90 y pasaron una hora y media alimentándose con alrededor de 100 platos de sushi. En un momento dado, los camareros simplemente dejaron de limpiar su mesa de platos, y cuando finalmente terminó, le dijeron al joven deportista que ya no era bienvenido.

Jaroslav Bobrowski había sido un habitual en Running Sushi, y tanto el personal del restaurante como el propietario conocían su saludable apetito, pero no fue hasta su última y más hambrienta visita que finalmente decidieron que no lo querían como cliente. Aparentemente, la persona promedio come entre 20 y 25 platos de sushi, por lo que sus 100 platos en una sola visita son realmente malos para los negocios.

“El caballero ha estado aquí varias veces, y notamos que come hasta 100 platos de sushi, lo que no es normal”, dijo un empleado de Running Sushi. “Odiamos rechazar clientes, pero en este caso tuvimos que hacerlo, porque a veces no quedaba más sushi para otros invitados. ¡Lo sentimos mucho!”

El triatleta quedó atónito por la decisión del restaurante de prohibirle la entrada, y expresó su descontento con Google, donde Running Sushi tiene muy buenas críticas. Después de ver la queja de Bobrowski, el dueño mismo ofreció una explicación:

“Estimado Sr. Jaroslav, lamentamos tener que prohibirle el ingreso a nuestro establecimiento, pero siempre come lo mismo que cuatro o cinco personas”.

Mientras que Jaroslav, que mide solo 172 centímetros y pesa 79 kilogramos, al principio estuvo un poco decepcionado por haber sido expulsado, ahora se ríe de él mismo. Luego que la historia se volviera viral en Alemania, sus amigos atletas realmente lo felicitaron por su logro. Después de todo, ser expulsado de un “tenedor libre”por comer demasiado no es algo que muchos puedan lograr.

 

Dejar un comentario