domingo 21 de octubre
Noticias Locas

Falsificó su propio secuestro para ir a beber con sus amigos

Un hombre fue encarcelado durante 16 semanas, perdiéndose el nacimiento de su hijo, luego de mentirle a su novia embarazada diciéndole que había sido secuestrado, solo para poder emborracharse con sus amigos.


En enero pasado, Leigh Ford, de 45 años de Blackpool, Inglaterra, hizo varias llamadas frenéticas a su compañera embarazada Zoe Doyle, diciéndole que había sido secuestrado, y que iba a ser torturado a menos que ella transfiriera todo el dinero que tenía a la cuenta bancaria de los secuestradores. Al principio, la mujer pensó que estaba bromeando, pero parecía realmente asustado, y había otros hombres gritando en el fondo, amenazando con cortarle las piernas a Leigh y quemarlo con agua caliente. Entonces obedeció, pero también llamó a la policía.

“Al principio, pensé que estaba bromeando”, dijo Zoe, de 35 años . “Pero parecía realmente asustado. El teléfono se apagó y luego volvió a sonar. Pude oír a los hombres gritar en el fondo, amenazando con romper las piernas de Leigh y arrojarle agua hirviendo. Amenazaban con mutilarlo, cortarle los genitales, y yo estaba aterrorizada”.

Leigh siguió gritando y rogándole a su novia, que estaba embarazada de 35 semanas en ese momento, que cumpliera con las demandas de los secuestradores, por lo que transfirió todo el dinero que tenía (USD 105), en la cuenta bancaria provista, antes de alertar a las autoridades. Un helicóptero y un negociador de rehenes entrenado fueron convocados para lo que parecía ser una situación complicada, pero nadie volvió a llamar hasta la mañana siguiente, cuando el propio Leigh llegó a casa como si nunca hubiera sucedido nada.

La policía lo estaba esperando y, después de hacerle algunas preguntas, lo arrestaron por malgastar el tiempo y los recursos de la policía. Al principio, el hombre de 45 años siguió mintiendo sobre lo que realmente había sucedido, pero luego de que se le mostraran un video de seguridad de él y sus amigos saliendo de una tienda, y cargando una importante cantidad de botellas, confesó haber inventado todo el secuestro.

“Apareció en la corte al día siguiente y me quedé atónita cuando escuché la verdad. No podía creer que Leigh hiciera eso. Había desperdiciado todos esos recursos policiales. Me había hecho pasar un infierno” dijo Zoe. “Lo tonto fue que era su propio dinero. Podría haberlo gastado si hubiera querido. Simplemente no tiene sentido”.

Leigh Ford se disculpó con su novia por haberla sometido a una prueba tan dura, alegando que sus amigos lo habían engañado, y como habían tomado unas copas, no podía pensar con claridad. A pesar de estar tan furiosa que podía estrangularlo, Zoe eventualmente perdonó a su compañero, ya que está convencida de que él realmente la ama.

Desafortunadamente para Ford, el juez no fue tan indulgente. Por gastar alrededor de USD 39500 en recursos de la policía durante la innecesaria operación de rescate de 24 horas, Leigh Ford fue sentenciado a 16 semanas de cárcel. La sentencia entró en vigor en febrero y provocó que el bromista se perdiera el nacimiento de su hijo.

 

Dejar un comentario