miércoles 21 de noviembre
Noticias Locas

Estafador serial de tatuadores recibe tattoo vergozoso en la frente

Un hombre ruso que acostumbraba hacerse tatuajes y no pagarlos, recientemente recibió un “estafador” permanentemente tatuado en su frente por su último tatuador.


Una foto del sonriente hombre anónimo que muestra su inusual tatuaje en la frente fue publicada en línea por el artista del tatuaje ruso Roman Bikeev, alias Mr. Amsterdam. En la foto, Bikeev explicó que el hombre se había hecho un tatuaje en el cuello, pero luego dijo que no tenía intención de pagar por la obra de arte y admitió despreocupadamente haber hecho el mismo truco a otro artista del tatuaje en Ufa, la capital de la República de Baskortostán. Así que el tatuador decidió vengarse firmando “Кидала” (en ruso para “estafador”) en la frente del hombre, junto con su autógrafo.

La foto, publicada originalmente en la página VKontakte del Sr. Amsterdam, se volvió viral y atrajo la atención de los medios. Sin embargo, hay datos que no cierran, y la gente se apresuró a señalarlo en los comentarios. En primer lugar, ¿cómo logró Mr. Amsterdam grabar la vergonzosa palabra en la frente del hombre sin que él se opusiera, y por qué estaba sonriendo cuando se tomó la foto? Además, ¿qué es lo que impide que el tipo vaya a la policía o incluso demande al artista del tatuaje? Algunos usuarios de las redes sociales incluso acusaron a Roman Bikeev o apostaron que esa era una forma de promocionar sus servicios.

Aquí es donde las cosas se ponen realmente raras. En respuesta a las críticas que había recibido en línea, Mr. Amsterdam dio una entrevista al canal GTRK Bashkortostan e insistió en que su historia era 100% cierta. Explicó que no necesitaba engañar ni sostener al hombre para tatuarle “estafador” en su frente. En su lugar, simplemente se lo propuso como una forma de vengarse de él y de todos los demás tatuadores que había engañado en el pasado, y el tipo aceptó.

“Fue una situación muy interesante”, dijo Bikeev. “El chico hizo una cita para un tatuaje. Cuando entró y lo examiné, noté los muchos tatuajes en su cuerpo, todos hechos en diferentes estilos. Hablamos y decidimos hacer el tatuaje en su cuello. Hice mi trabajo y luego él me dijo que no iba a pagar y que nunca había pagado por ninguno de sus tatuajes. Fue entonces cuando le ofrecí tatuarle ‘estafador’ en la frente, porque lo que él hizo es insultarme a mí y a mis colegas. Aceptó y se sentó en la silla voluntariamente, nadie lo obligó. Cuando terminé, tomé la foto y le dije ‘Eso es todo, adiós'”.

Bikeev agregó que antes de irse, el hombre se miró en el espejo, sonrió y le dijo que iba a deshacerse del tatuaje vergonzoso de la misma manera en que había conseguido todos sus tatuajes: engañando a otro tatuador o a un especialista en remoción con láser. para cubrirlo o borrarlo, y no pagarlo (obviamente).

Por el momento, la policía no ha recibido ninguna queja relacionada con este extraño incidente.

 

Dejar un comentario