miércoles 23 de enero
Medios

Google personaliza los resultados de búsqueda, incluso cuando navegamos en modo incógnito

A lo largo de los años ha habido considerables discusiones sobre el problema de “burbuja de filtro” o  “burbuja de resultados” de Google, o la manipulación de los resultados de búsqueda basados ​​en tus datos personales. En la práctica, esto significa que los enlaces se mueven hacia arriba o hacia abajo, o se agregan a tus resultados de búsqueda de Google, lo que requiere filtrar por completo los resultados de búsqueda . Estos resultados editorializados se basan en la información personal que Google tiene sobre vos (como tus búsquedas, navegación e historial de compras) y te ubica en una burbuja basada en lo que los algoritmos de Google creen que es más probable que hagas clic.


La burbuja del filtro es particularmente perniciosa cuando se buscan temas políticos. Esto se debe a que los votantes indecisos e inquisitivos recurren a los motores de búsqueda para realizar una investigación básica sobre los candidatos y los temas actuales, en el momento crítico en que están formando sus opiniones sobre ellos. Si obtienen información que se desvía hacia un lado debido a sus burbujas de filtro personal, esto puede tener un efecto significativo en los resultados políticos en conjunto.

En 2012, la consultora DuckDuckGo realizó un estudio que muestra que la burbuja de filtro de Google puede haber influido significativamente en las elecciones presidenciales de 2012 en Estados Unidos, al insertar decenas de millones de enlaces más para Obama que para Romney en el período previo a esa elección. La investigación inspiró un estudio independiente del Wall Street Journal:

Un examen del Wall Street Journal encontró que el motor de búsqueda a menudo personaliza los resultados de las personas que han buscado recientemente a “Obama”, pero no a los que han buscado recientemente a “Romney”.

Ahora, después de las elecciones presidenciales de los EE.UU. de 2016 y otras elecciones recientes, se justifica un nuevo interés en examinar las formas en que las personas pueden ser influenciadas políticamente online. En ese contexto, DuckDuckGo realizó otro estudio para examinar el estado del problema de la burbuja de filtro de Google en 2018.

El experimento fue muy sencillo: varias personas de diferentes puntos de Estados Unidos buscaron el mismo término, al mismo tiempo y sin estar logueados (o en modo incógnito). En teoría, Google debería ofrecerles a todos el mismo resultado, pero los investigadores comprobaron que no fue así. La mayoría de los participantes obtuvieron resultados únicos y “estas discrepancias no pueden explicarse por cambios en la ubicación, hora o inicio de sesión en Google”.

A pesar de que las búsquedas eran idénticas, Google mostró a los usuarios resultados personalizados en la mayoría de los casos, entre el 68 y el 92% en función del término de búsqueda concreto. Aunque los resultados variaban ligeramente cuando se navegaba en modo privado, la diferencia no era sustancial. DuckDuckGo asegura que este hecho demuestra que el modo de navegación privada “ofrece casi nula protección ante el filtro de burbuja”.

También se observaron diferencias importantes en las noticias y los videos que Google seleccionaba para destacar. En el caso de las noticias, la tasa de variaciones alcanza el 90% en algunas búsquedas, mientras que en los videos se reduce al 55%.

El estudio también descubrió que la mayoría de los participantes vieron resultados diferentes al buscar tres términos polémicos: “control de armas”, “inmigración” y “vacunas”. Según los investigadores, “estas discrepancias no podrían explicarse por cambios en la ubicación, el horario, estar logueado en Google, o por los cambios en el algoritmo de prueba de Google a un pequeño subconjunto de usuarios”. DuckDuckGo dice que controlaba la ubicación al tratar los resultados locales que variaban en las distintas regiones como si fueran idénticos. “Curiosamente, este ajuste no afectó significativamente la variación general”, se lee en el estudio.

DuckDuckGo concluye el estudio afirmando que navegar en modo incógnito no tiene prácticamente efectos en nuestros resultados de búsqueda, y cree que hay mucha confusión alrededor de este tipo de navegación:

“A menudo oímos hablar de la confusión relacionada con que el modo de navegación privada permite el anonimato en la web, pero este hallazgo demuestra que Google adapta los resultados de búsqueda independientemente del modo de navegación. No hay que adormecer a la gente con una falsa sensación de seguridad de que el llamado modo “incógnito” nos da anonimato”.