Interesante

Los mitos de las cámaras fotográficas

Suele decirse que una cámara es tan buena como su dueño, pero eso es cierto hasta ahí, la verdad es que tener un buen equipo también es importante.


Para colaborar un poco a convertirte en un buen fotógrafo, derribamos algunos mitos populares sobre las cámaras compactas y réflex:

 

Guerra de Marcas: Nikon es mejor que Canon, la marca X es mejor que la Y

La comparación es injusta.

En primer lugar, con respecto a las compactas, existen excelente cámaras de otras marcas como Pentax y Sony. Mientras que el mercado de las DSLR (o réflex) está dominado por las dos grandes marcas (Nikon y Canon), es injusto decir que una compacta de Sony es inferior a una Canon automática, cuando la verdad es que en el rango de precios económicos, no hay mucha diferencia entre las cámaras de las marcas más importantes.

En segundo lugar, en cuanto a las DSLR, es difícil establecer comparaciones válidas. El cuerpo de la cámara es lo que verdaderamente importa, y si se dejan afuera las lentes y accesorios, los cuerpos de las cámaras de las dos marcas más importantes son muy similares en términos de características y calidad de imagen, cuando se estudian los modelos en forma comparada.

Los fotógrafos profesionales utilizan ambas marcas.

Si está buscando una buena cámara, no elijas sólo por la marca. Pedile consejos a algún fotógrafo profesional, estudiá, investigá varios modelos y tenelos en tus manos. Recién ahí podrás tomar una decisión sobre de qué lado del muro pararte.

 

Más Megapixels = Mejor Cámara

Los consumidores en general no son expertos, por lo que se ayudan con las descripciones a la hora de elegir un dispositivo electrónico. Los fabricantes y comerciantes explotan este hecho exagerando sus especificaciones de tal forma que los consumidores comienzan a creer que la manera más fácil de obtener mejores fotografías es conseguir el dispositivo con las mejores características.

La verdad no es tan simple, ya que no todos los megapixels están creados de la misma manera, y además hay otros temas. En el video de arriba puede verse una prueba de la cámara del iPhone 5s contra la del iPhone 6. Ambas tienen 8 megapixels, sin embargo puede observarse la diferencia en los detalles y el color en la cámara del iPhone 6, que demuestra que los megapixels no son lo único que importa.

La realidad es que el “punto óptimo” para la fotografía no profesional se encuentra entre los 5 y 10 megapixels, que es el tamaño recomendable para compartirlas online, y para imprimirlas en los tamaños clásicos (4″ x 6″, 5″ x 7″ and 8″ x 10″).

Así que en lugar de preocuparse por el número de megas, los consumidores deberían focalizarse en características más complejas como los sensores y los procesadores de imagen.

 

PPI y DPI son lo mismo

Aunque suelen usarse como sinónimos, PPI y DPI no son lo mismo.

Pixels Per Inch (o PPI, también conocida como densidad de pixel) es la resolución de la imagen digital.

Dots Per Inch (o DPI) es la resolución de impresión.

En una cámara de 5 megapixel, la resolución máxima de salida de la imagen es 2592 x 1944 pixels. O sea 2592 pixels de ancho por 1944 pixels de alto. En una pantalla esta imagen aparecerá como 36 x 27 pulgadas, porque los monitores solo pueden mostrar 72 pixels por pulgada.

Por otro lado, DPI representa el número de puntos de tinta que una impresora puede llenar por pulgada. Para imprimir una foto de una calidad decente, la impresora requiere 300 DPI de información. Si tenés una imagen de 2592 x 1944, vas a poder imprimirla en 8 x 6 sin problema con 324 DPIs. Si la intención es imprimarla más grande, la imagen comenzara a deformarse.

 

Cuanto más zoom, mejor

Lo primero a tener en cuenta es la diferencia entre zoom óptico y digital. El zoom óptico es el zoom “real”, y utiliza motores dentro de la cámara para mover las lentes y ajustar el punto focal. El zoom óptico es una especificación que vale la pena tener en cuenta, en cambio el digital no.

El zoom digital no utiliza lentes. Lo que hace es amplificar digitalmente la imagen a través del visor LCD. Lo que hace el zoom digital en realidad es distorsionar la imagen para que parezcan más cercanas.

Como las cámaras DSLR no vienen con zoom digital, esto es importante únicamente en las cámaras automáticas, y realmente no es una característica importante.

 

Necesitás una DSLR

Está claro que ningún smartphone o cámara compacta es comparable a una DSLR. Pero la verdad es que la mayoría de los consumidores no necesitan realmente un cámara réflex, y seguramente no le sacarían provecho.

La tecnología de hoy en día ofrece cámaras compactas de muy buena calidad, y aptas para la gran mayoría de los consumidores. Toman excelente fotos, filman video, y algunas hasta permiten compartir en el acto las fotos online en redes sociales. De hecho, gran parte de los smartphones comparten estas características.

La diferencia con una DSLR tiene más que ver con la cantidad de accesorios como lentes, filtros y características que el usuario promedio jamás utiliza.

Vía