Noticias Locas

Se enamoró a primera vista, y le robó el teléfono para conocerla

A menudo se dice que encontrarás el amor cuando no lo estés buscando, y ese parece haber sido el caso de la amiga de la usuaria japonesa de Twitter @ah44444h. Recientemente, una amiga la contactó y le dijo que se iba a casar.


Muchas personas en Japón mantienen sus actividades amorosas en bajo perfil, y esta era la primera vez que @ah44444h escuchaba sobre el futuro marido de su amiga. Sin embargo, dado que su amiga había abordado el tema de su vida romántica, @ah44444h no creía ser indiscreta si le preguntaba cómo había conocido a su prometido, a lo que su amiga respondió:

“Perdí mi teléfono en la calle, y él lo encontró. Después de que me lo devolviera, terminamos saliendo, y así es como comenzó nuestra relación”.

Eso es bastante adorable, ¿no? Casi parece como si los dos estuvieran destinados a convertirse en amantes, como las estrellas de un drama o novela en televisión. Sin embargo, la historia de la amiga de @ah44444h no estaba terminada todavía, y un giro repentino de la trama hace que parezca de un género más oscuro que el de un simple romance.

“Sin embargo, después de haber estado saliendo por un tiempo, descubrí que no había perdido mi teléfono. En realidad él me lo había robado, después de verme y enamorarse a primera vista”.

Dejando de lado el debate sobre si es posible o no el amor a primera vista, lo cierto es que el tipo robó el teléfono de una mujer con la que nunca había hablado, solo para tener una razón para hablar con ella… Y, sin embargo, aún quedan algunas sorpresas más en la historia de cómo @ah44444h y su novio se comprometieron.

“Cuando me enteré que me había robado el teléfono, me conmovió profundamente que hubiera sentido tanto amor para hacer eso”.

Y finalmente, la amiga de @ah44444h cerró el relato con:

“Oh, y también me quedé embarazada jeje jajaja”.

Como buena amiga, @ah44444h escuchó pacientemente hasta el final de la historia, luego, cuando su amiga terminó, le dijo:

“¡NO ES NADA GRACIOSO!”

El cortejo altamente poco ortodoxo también afectó a varios usuarios de Twitter, ya que dejaron comentarios como:

  • “Es… espeluznante”.
  • “La mayoría de la gente saldría corriendo si se enteraran de eso”.
  • “Es tan aterrador cómo le robó el teléfono”.
  • “Entonces, eso lo convierte en un ladrón, ¿no?”
  • “No me puedo imaginar casarme alguien que tomara la propiedad de alguien más así”.

Pero en el otro lado de la discusión estaban aquellos que se encogieron de hombros y pensaron que si la amiga de @ah44444h honestamente sentía que el robo del teléfono era un auténtico gesto romántico (y, a juzgar por el tono alegre en el que contó la historia, parece que sí), entonces casarse o no con él debe ser totalmente su decisión, con más de un comentarista afirmando “Robó su teléfono… y también su corazón” o “Todos tienen sus propios valores y definición de lo que es el amor”.

Finalmente, la tercera clase de comentaristas pudo entender la lógica de ambos lados del debate y, por lo tanto, tuvo problemas para resolver su postura personal, por ejemplo, alguien que simplemente dijo: “No estoy muy seguro de cómo me siento al respecto, y eso me preocupa…”

Quizás el comentario más sensato de todos provino de alguien que dijo: “Deben haber otras formas para que él iniciara una conversación con ella”. Aunque a veces es tentador adoptar la filosofía de “Todo está bien si termina bien”.