Noticias Locas

La mascota más longeva del mundo cumple 121 años

Una tortuga llamada Tommy se convirtió en la mascota viviente más longeva del mundo después de celebrar su cumpleaños número 121 esta semana.


La tortuga Hermann (en peligro de extinción) ha estado en la misma familia británica desde que fue comprada por £1 en 1909, sobreviviendo a través de 21 presidentes estadounidenses, seis monarcas ingleses diferentes, y dos guerras mundiales.

«Ha pasado por la familia todos estos años y todos la amamos mucho», dijo la propietaria Sheila Floris.

Tommy nació en 1898 y fue comprada por la abuela de Sheila, Margaret Cloonan, cuando tenía 11 años. En ese momento, William McKinley era el presidente de los Estados Unidos y la reina Victoria era la monarca del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. La ciudad de Nueva York como la conocemos hoy tampoco existía. Los cinco condados eran condados separados antes de que el alcalde Robert Van Wyck los consolidara ese año.

Floris, de 62 años, ha estado cuidando a Tommy desde que tenía 5 años, y contó que la querida mascota fue confundida con un varón, hasta que comenzó a poner huevos.

«Era demasiado tarde para cambiarle el nombre, así que el nombre se ha quedado pegado desde entonces», dijo. “Fue encantador crecer con ella. La recuerdo recorriendo el jardín y siendo bastante rápida”.

La mujer de Surrey dice que Tommy hiberna seis meses cada año, y que nunca hubo necesidad de  llevarla al veterinario, y atribuye su excelente estado de salud al amor que le brina la familia, y a una dieta saludable de malezas de jardín.

«Tommy todavía nos hace reír corriendo por el jardín, si salgo la llamo y ella se acerca», dijo Floris.

La mayoría de las tortugas Hermann suelen vivir hasta los 50 años y son nativas de Turquía, el este de Italia y Grecia. Se enumeraron como una especie en peligro de extinción desde 2012, y son conocidas por tener personalidades individuales y desarrollar un vínculo con sus propietarios, según Petguide.com.

Tommy también está a punto de sobrevivir a la persona más vieja del mundo, Jean Calment, que vivió 122 años hasta su muerte en 1997.

«Es como un miembro de la familia», dijo Floris. «Es como una duquesa, todos hemos crecido con ella».