Noticias Locas

Ambientalistas sirven «carne de animales atropellados» como menú en su boda

Esta semana los medios de comunicación británicos informaron sobre un extraño anuncio de trabajo publicado por una pareja ambientalista que buscaba pagarle a un chef £ 5.000 para preparar un banquete de bodas preparado con animales atropellados.


El inusual anuncio, presentado en Bark.com (el mercado de servicios locales online líder en el Reino Unido), mencionaba que la pareja ya había comprado alrededor de 20 kg de animales muertos en la carretera, incluyendo ardilla, faisán, conejo, perdiz y ciervo, y buscaban a alguien con experiencia en la preparación de platos con carnes silvestres. El candidato ideal podría desollar, desmenuzar y unir los cortes de carne, así como prepararlos de tal manera que los invitados no sepan qué carne están comiendo.

Pixabay

«Sabemos que esto no es algo que el chef ‘promedio’ estaría feliz de preparar, pero esperamos que alguien con las habilidades adecuadas y nuestra misma pasión por el medio ambiente pueda dar un paso adelante y ayudarnos», escribió la pareja. «Hemos comprado la carne, por lo que todo lo que tendrían que hacer es encontrar algunas deliciosas recetas para preparar un banquete de animales atropellados para nuestros 30 invitados, ¡tenemos aproximadamente 20 kg de carne en nuestro congelador!»

En un intento de explicar su extraña elección de carne para la boda, la pareja escribió que habían estado comiendo animales atropellados durante los últimos tres años como una forma de minimizar el desperdicio de alimentos, y no querían romper sus principios, incluso en su propia boda.

“El medio ambiente es muy importante para nosotros, y lo seguirá siendo a medida que nos establezcamos y comencemos con nuestra familia. Aunque el dinero no es un gran problema, las bodas consumen muchos recursos y generan tantos desperdicios que no queremos ser parte de eso”, decía el anuncio.

Pixabay

El cofundador de Bark.com, Kai Feller, admitió que el anuncio de trabajo no era habitual, pero dijo que él y su equipo se enorgullecen de «poder conectar a los clientes con el profesional perfecto, sin importar cuál sea la tarea».

Si bien comer animales atropellados es perfectamente legal en el Reino Unido (siempre que los animales hayan muerto accidentalmente y su carne no se venda), servirla a docenas de invitados inadvertidos plantea algunas cuestiones éticas. Luego están las preocupaciones obvias de seguridad. Mientras que los animales criados comercialmente se someten a controles de salud para garantizar que su carne no contenga ninguna enfermedad, los animales salvajes, claramente carecen de estos controles.