Noticias Locas

Ex dueña de gato demanda a su nueva dueña por no dejarlo dormir en la cama

Una amante de los gatos de Brewerton, Nueva York, acudió a la Corte Suprema del estado para recuperar a su ex mascota, acusando a su nueva dueña de no dejar que Lacie duerma en la cama por la noche.


En diciembre de 2018, la disputa sobre Lacie se volvió tan polémica que su actual dueña, Danette Romano, llamó a la policía y acusó a Carol Money de acosarla. No se presentaron cargos, pero un oficial recomendó que Money se mantuviera alejada de la residencia de Romano.

En la demanda, Money argumenta que Romano violó los términos de un acuerdo elaborado en abril de 2018 en el formulario de adopción del gato. La mujer quiere que un juez haga cumplir una disposición que indica que debería devolver el gato si su nuevo dueño no pudiera cuidarlo adecuadamente. La demanda describe una historia de amor, desamor y acusaciones de traición y engaño.

Money rescató a Lacie cuando era cachorra en 2009. A medida que pasaron los años, las dos formaron un vínculo profundo. Pero la gata también estaba necesitada: quería dormir en la misma cama con su madre humana todas las noches, y lloraba si no podía. Pero Money se desanimó cuando, a los 72 años, se enfermó, lo que la obligó a someterse a un tratamiento a largo plazo fuera de la casa. Incluso después del tratamiento, Money no podía llevar a Lacie a la cama: estaba restringida a levantar peso (es un gato del bosque noruego, una de las razas más grandes que puede pesar de 5 a 7 kilos).

Finalmente, Money le permitió a una amiga de una amiga, Romano, la oportunidad de audicionar para el papel de nueva cuidadora de Lacie. Romano había perdido dos gatos propios recientemente. Después de repetidas visitas, Money permitió que Romano adoptara a Lacie. Money dejó en claro que solo estaba renunciando a Lacie porque el gato estaba tan triste que ya no podía dormir en la cama, según la demanda. Ambas mujeres firmaron el formulario de adopción y Romano se llevó a Lacie a casa. Pero las cosas no salieron bien.

Cuando Money fue a visitar a Lacie en su nuevo hogar, la gata estaba asustada e intentó esconderse. Romano reconoció que no estaba durmiendo en la cama, y dijo que no subía las escaleras hasta el dormitorio. Money pensó que eso era extraño porque Lacie nunca había tenido problemas para subir escaleras en el pasado, según la demanda.

La mujer volvió a visitar a Lacie cada pocas semanas, y cada vez, Romano decía que Lacie no subía las escaleras. Las cosas empeoraron en diciembre de 2018, cuando el esposo de Romano le dijo a Money que se iban de vacaciones por 10 días y que un vecino vigilaría a Lacie. La mujer ofreció vigilar a Lacie mientras estaban fuera, pero Romano y su esposo se negaron.

La tensión aumentó cuando Money preguntó por Lacie durmiendo en la cama.

«No dejamos que Lacie duerma con nosotros», dijo el esposo de Romano.

Después de irse ese día, Money se enojó mucho, y envió una ráfaga de correos electrónicos, mensajes de texto y mensajes de voz. Pero Romano no respondió. El 20 de diciembre de 2018, Money regresó a la residencia de Romano. Según la demanda, se identificó varias veces, pero el esposo de Romano le dijo que tenía la dirección incorrecta.

Esa noche, la policía llamó a Money para decir que Romano se había quejado de que la estaba acosando. El oficial recomendó que Money no contacte a Romano nuevamente. Más tarde, el abogado de Romano envió una carta ordenando a Money que dejara de contactarla, según la demanda.

La demanda de Money acusa a Romano de mentir sobre su intención de dejar que Lacie duerma en la cama, y de violar un contrato sobre el cuidado de Lacie, entre otras cosas.

El abogado de Money resumió la demanda de una manera que solo un abogado podría:

«Por lo tanto, el Demandante, respetuosamente busca una orden para encontrar al Demandado responsable de la conversión, y ordena que se rescinda el Contrato y se devuelva a Lacie al Demandante», concluye Suser.