23.7 C
Buenos Aires
miércoles 25 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Aumentó 100 kg durante los cinco meses de cuarentena

Un hombre chino de 26 años fue etiquetado recientemente como la persona más gorda de Wuhan, después de ganar la friolera de 100 kilogramos durante el confinamiento de cinco meses de la ciudad. El hombre (conocido solo como Zhou, para proteger su privacidad), no era exactamente delgado antes de que el coronavirus comenzara a causar estragos en Wuhan, pero al menos mantenía su peso bajo control, trabajaba en un café local, y llevaba un estilo de vida relativamente normal.

Pero todo eso cambió cuando Zhou comenzó a pasar la mayor parte de su tiempo bajo techo. Incapaz de quemar calorías, comenzó a aumentar de peso, y en unos meses su peso llegó a 280 kilogramos, 90 kilos más de lo que pesaba antes de la epidemia de Covid-19.

El impactante caso de Zhou fue revelado la semana pasada por uno de los médicos que lo trataron en el Hospital Central South South de la Universidad de Wuhan. Según los informes, les dijo a los médicos que no había salido de su casa desde antes de  la cuarentena, en enero, y que su peso le había impedido dormir cómodamente, por lo que finalmente solicitó asistencia médica.

“Doctor, no he cerrado los ojos en 48 horas. Es muy incómodo. ¿Me puede ayudar?» le preguntó al Dr. Li Zhen, subdirector del Centro de Cirugía de Obesidad y Metabólica del Hospital Central Sur de la Universidad de Wuhan. En ese momento, ya se había puesto en contacto con otros médicos, que se habían negado a ayudarlo debido a su peso extremo.

Después de que un equipo de paramédicos luchara para sacar a Zhou de su casa y llevarlo a una ambulancia, ingresó en la UCI, donde las pruebas iniciales revelaron varios síntomas, como insuficiencia cardíaca y disfunción respiratoria. Desafortunadamente, su tamaño dificultaba que los médicos realizaran otras pruebas necesarias, como la presión arterial y el EEG. Durante 10 días, los médicos trataron de estabilizarlo, y el 11 de junio fue declarado estable y fuera de peligro inmediato.

El Dr. Li Zhen dijo que la obesidad del paciente fue causada por factores genéticos y anormalidades endocrinas exacerbadas por su inactividad y una mayor ingesta de calorías durante el confinamiento de cinco meses de Wuhan. Su equipo tiene la esperanza de que Zhou pueda perder al menos 23 kilos para que pueda someterse de manera segura a un bypass gástrico, o una cirugía de reducción de estómago para ayudarlo a perder la mayor parte del exceso de peso.

«Solo puedo esperar que ajustando la dieta y el descanso y otros métodos, el peso corporal pueda reducirse más de 23 kilos en tres meses, de modo que el riesgo de cirugía se reducirá en gran medida», dijo el médico.

Contenido Premium

Lo último