14.8 C
Buenos Aires
domingo 27 de septiembre de 2020
Periodismo . com

Los periodistas de la BBC se están volviendo «adictos» a Twitter

Las autoridades de la BBC advirtieron a los periodistas que su deseo de «volverse virales» en Twitter podría estar socavando las reglas de imparcialidad.

El jefe de estándares de la emisora, David Jordan, afirmó que a veces los reporteros no respetan las pautas de la BBC sobre la «toxicidad»de las redes sociales, y que algunos periodistas han sido disciplinados por las autoridades por su contenido en medio de preocupaciones de que han «sobrepasado un límite».

La BBC encargó una revisión sobre cómo los periodistas y las organizaciones de medios utilizan las las redes sociales, que se publicará a fin de año. Jordan lidera esta revisión, y declaró ante el Comité de Comunicaciones y Digital de Lord, que la imparcialidad no siempre prospera en esas plataformas.

«Hemos tenido problemas con el uso de las redes sociales en la BBC, donde las personas no se han adherido a nuestros estándares o han sobrepasado un límite», dijo Jordan. “Hemos tenido problemas, por ejemplo, sobre el seguimiento del aumento del euroesceptismo. A través de la BBC, ¿lo hicimos adecuadamente? No, no lo hicimos».

“Tuvimos problemas para rastrear el aumento de la preocupación por la inmigración. Espero que hayamos aprendido de esas experiencias, y las estemos aplicando ahora para asegurarnos de que entendemos lo que piensan las personas en todo el país, en todas partes del Reino Unido», dijo el ejecutivo.

Para abordar el problema, la corporación nombró al profesor de periodismo de la Universidad de Cardiff, Richard Sambrook, para ayudar a impulsar la imparcialidad y la precisión online.

La editora política Laura Kuenssberg y el periodista Andrew Neil se encuentran entre aquellos cuyo contenido en las redes sociales ha provocado críticas. Kuenssberg recibió quejas cuando durante la disputa sobre Dominic Cummings (el principal asesor del primer ministro), que rompió las reglas del confinamiento, tuiteó públicamente al periodista del diario Mirror que dio a conocer la noticia, sugiriendo que tenía datos erróneos.

“La forma en que las redes sociales se han desarrollado en los últimos tiempos, particularmente Twitter, se ha vuelto más adversa, más discutidora, más combativa, más obstinada, más polarizada y, a veces, bastante tóxica. Y puede absorber a la gente. La inmediatez puede ser atractiva, la dinámica en vivo puede ser seductora para algunas personas que se ven atrapadas en ella, y puede volverse casi adictiva para algunos de nuestros periodistas», continuó Jordan.

“Hemos tenido problemas con el uso de las redes sociales en la BBC donde las personas no se han adherido a nuestros estándares, o han sobrepasado el límite. Le hemos pedido a Richard Sambrook que eche un vistazo a lo que estamos haciendo, y piense en cómo deberíamos usar las redes sociales en esta nueva atmósfera, y para que la BBC saque la mejor ventaja”, concluyó el directivo.

Vía

Contenido Premium

Lo último