17.8 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

Perdieron 37-0 por jugar al fútbol con distancia social

Un equipo de fútbol amateur alemán sufrió una aplastante derrota por 37-0 el domingo pasado, luego de practicar el distanciamiento social en un partido contra el rival local SV Holdenstedt II.

Se trata del equipo SG Ripdorf / Molzen, que juega en el undécimo nivel del fútbol alemán, y que envió sólo a siete jugadores por temor a que su oponente representara un riesgo de COVID-19.

Los preparativos para el partido se complicaron cuando se supo que los jugadores del Holdenstedt habían estado en contacto con un oponente infectado con COVID-19 en un partido anterior.

Si bien todos los miembros del Holdenstedt luego dieron negativo al virus, el Ripdorf no sintió que las condiciones fueran seguras, y decidieron alinear a solo siete jugadores (el número mínimo requerido para un partido).

«Estamos agradecidos de que esos siete jugadores se ofrecieron como voluntarios, de lo contrario el club se habría enfrentado a una multa de 200 euros por abandonar el partido», dijo el copresidente de Ripdorf, Patrick Ristow. «Eso es mucho dinero para nosotros, especialmente en medio de la pandemia».

Holdenstedt no mostró piedad y anotó un gol casi cada dos minutos, mientras sus oponentes observaban desde una distancia segura.

«Cuando comenzó el partido, uno de nuestros jugadores pasó el balón al oponente y nuestro equipo caminó hacia las líneas laterales», dijo Ristow. «Los jugadores de Holdenstedt no entendieron. Pero no queríamos arriesgar nada. Durante el resto del partido, nuestros jugadores regresaron al campo, pero solo se pararon ahí».

Desde entonces, el resultado del partido ha creado un gran revuelo en las redes sociales, pero Ristow dijo que el Ripdorf solo se centró en lo que era mejor para el bienestar de todos los jugadores en el campo.

«No hay una solución perfecta para esto, y tomamos esta ruta», agregó. «No deseamos ningún daño a Holdenstedt».

Contenido Premium

Lo último