24.1 C
Buenos Aires
martes 24 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Llena dos casas y dos garajes con un tesoro millonario

Ramann Shukla, de 64 años, falleció a principios de este año, pero ha sido apodado póstumamente como el mayor acaparador de Gran Bretaña, por llenar su casa de tres habitaciones, un piso alquilado, dos garajes y 24 botes de basura grandes con unos 60.000 artículos que había recolectado durante los últimos 20 años.

Después de que el programador muriera repentinamente de un ataque cardíaco, su hermano se sorprendió al descubrir que la casa de Ramann se había convertido en espacio de almacenamiento para miles de artículos, algunos de los cuales todavía estaban en su embalaje de envío. Se cree que el hombre de Nottingham estaba planeando vender su tesoro para financiar la creación de su propio fondo de jubilación.

Shukla, que vivía solo, había acumulado una colección tan enorme de cosas al azar que decidió mudarse a un hotel durante el último año de su vida solo para poder habilitar más espacio de almacenamiento. Su casa de tres habitaciones estaba llena hasta el tope, al igual que un piso alquilado, garajes para dos autos y 24 botes de basura plásticos con ruedas. El tabloide británico The Sun informa que a un equipo de ocho hombres en tres camionetas le tomó 180 horas durante seis semanas para trasladar la colección al almacén de Unique Auctions en Lincoln. Otras 18 personas han estado desenvolviendo los miles de paquetes durante las últimas cuatro semanas.

El tesoro de Ramann ha sido descrito como una colección ecléctica, con más de 6.000 cómics antiguos, 4.000 libros raros, 12 guitarras Rickenbacker de las décadas de 1960 y 1970, fotografías firmadas y cartas relacionadas con JFK, Winston Churchill, Gandhi y Elvis Presley o artículos de colección de The Beatles. Los expertos creen que la gigantesca colección podría alcanzar hasta USD 5,2 millones en una subasta.

“Esta colección es increíble”, dijo Terry Woodcock, de Unique Auctions. “Conocí al hermano del hombre en la casa y estaba tan sorprendido como yo. No tenía idea de que su hermano vivía así. Su casa y garaje estaban literalmente abarrotados de artículos, tanto que había pasado el último año de su vida viviendo en un hotel. No tengo idea de cómo pagó por todo esto, y tampoco lo sabe su hermano».

Los vecinos de Ramann Shukla dijeron que una camioneta de reparto de Royal Mail había estado dejando docenas, a veces cientos de paquetes en su casa todos los viernes desde al menos 2002.

Contenido Premium

Lo último