29.8 C
Buenos Aires
martes 24 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Luego de 3000 horas, un pez completa el Pokémon Ruby

Tras un experimento increíblemente innovador e interesante, un pez mascota completó el juego Pokémon Ruby, en el que invirtió más de 3000 horas.

¿Cómo lo hizo? Su dueño tuvo la idea de colocar en la base del acuario del pez Mutekimaru una cuadrícula en que los cuadrados estaban atribuidos a un botón considerando así arriba, abajo, izquierda y derecha, además del A y B. Luego, una cámara de seguimiento sigue al pez mientras nada y cuando pasa de un cuadrado a otro, se acciona el comando y se envía a una placa que ingresa las acciones de Mutekimaru en Pokémon Ruby.

El desafío del pez arrancó en julio, y tuvo un comienzo ciertamente lento. En Ruby, una de las primeras cosas que se les pide a los jugadores es poner un reloj en su casa, y Mutekimaru tardó 35 minutos en completarlo. A continuación, el jugador debe visitar a su vecino y saludar un personaje en el segundo piso. Esto le llevó 19 horas y diez minutos. Llegar al campo donde el jugador puede atrapar a su propio Pokémon le llevó al pez otras 59 horas. Curiosamente, perder en las batallas probablemente habría sido una buena estrategia para el pez, porque todos los Pokémon se curan al máximo de salud después de una pérdida.

Pero finalmente, y contra todo pronóstico, Mutekimaru destronó a Steven Stone, el campeón de Hoenn, para ganar Pokémon Ruby después de 3000 horas de nadar al azar.

Su propietario compartió cómo se realizó el experimento, en aras de la transparencia y la salud de los peces. En realidad, se trató de un esfuerzo colaborativo entre cuatro peces (suponemos que Mutekimaru fue el cerebro de la operación). Dos peces jugaron Ruby en un turno de doce horas, antes de ser intercambiados por los otros dos peces, con el fin de salvaguardar su condición física.

El propietario también ejecutaba algunos comandos, como iniciar el juego, restaurar un nocaut total del Pokémon del grupo, y continuar cuando se debe ingresar un comando manual (como Rock Smash o Diving). Aparte de eso, los peces eran libres de jugar el juego por sí mismos.

Solo le tomó a Mutekimaru cincuenta veces el tiempo que le tomaría a un jugador humano, e implicó muchas huidas de las batallas. Pero, demuestra que en forma lenta y constante, siempre es posible ganar la Liga Pokémon.

Contenido Premium

Lo último