16.3 C
Buenos Aires
martes 11 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Compran rostros y los venden como máscaras hiperrealistas

¿Venderías alguna vez tu cara? Si la respuesta es sí, hay una empresa japonesa que compra los derechos de los rostros de las personas para poder venderlos en forma de máscaras impresas en 3D hiperrealistas.

Desde que Kamenya Omoto, un fabricante y tienda de máscaras especializadas con sede en Tokio, anunció su intención de comprar los derechos de las caras de las personas por 40.000 yenes (380 dólares) cada uno, se ha visto abrumado por las ofertas. La compañía quiere reproducir los rostros de las personas en forma de máscaras hiperrealistas, y venderlas por un valor estimado en 940 dólares.

Si una máscara resulta popular entre los clientes, la persona cuya apariencia fue inspirada, también obtendrá un porcentaje de las ganancias. El controvertido proyecto, llamado «That Face», tiene como objetivo dar un giro de ciencia ficción a la idea de comprar y vender caras.

En una era en la que la privacidad y los datos personales parecen más importantes que nunca, el concepto de vender los derechos de un rostro con fines de lucro parece muy extraño, pero a juzgar por la respuesta que recibió Kamenya Omoto en el último mes, puede volverse muy popular.

Luego de anunciar planes para comprar los derechos de las caras de las personas para su iniciativa That Face, Kamenya Omoto se vio inundada de ofertas y preguntas sobre el proyecto. A pesar de que el programa se limitó a Tokio, el interés fue tan grande que la empresa decidió elegir caras mediante una lotería.

Cualquier persona mayor de 20 años y con sede en Tokio puede postularse para vender su rostro para obtener ganancias, pero la compañía deja en claro que los elegidos no pueden revelar sus identidades. El fabricante de máscaras también se compromete a no revelar su imagen o información personal a nadie más allá del proceso de fabricación de la máscara.

Los clientes interesados ​​en usar la cara de otra persona como máscara pueden pre-ordenar actualmente una basada en la cara de un comerciante de Kamenya Omoto, pero si quieren opciones, la compañía anuncia que habrá más caras disponibles pronto.

«Compraremos y venderemos sus caras», dice el sitio web de Kamenya Omoto. “Un cuento de ciencia ficción se ha convertido en realidad. Nadie sabe todavía qué pasará con un mundo donde todos lucen la misma cara que tú».

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último