Le prohíben dar clases con aretes

En las escuelas japonesas, las juntas de educación locales emplean a profesores auxiliares de idiomas extranjeros (ALT) para ayudar, no solo con el aprendizaje del idioma durante las lecciones de inglés, sino también para proporcionar a los profesores y estudiantes todo tipo de conocimientos de primera mano sobre la cultura extranjera.

Este elemento de intercambio cultural del trabajo es particularmente importante en las ciudades rurales, donde es posible que muchos de los residentes nunca antes hayan interactuado con un extranjero.

Ad

Pixabay

Sin embargo, a veces las normas culturales del extranjero pueden chocar con lo que la junta de educación local considera aceptable, y esa es la posición en la que se encontró una docente auxiliar recientemente, cuando le pidieron que se quitara los pendientes.

La historia, que involucró a una docente latinoamericana, fue compartida en Twitter recientemente por un maestro de una escuela primaria pública japonesa.

“Una ALT estaba terriblemente enojada con la junta escolar. La razón parece ser que le dijeron que se quitara los aretes cuando estuviera frente a los niños. En su cultura, los aretes se usan desde una edad temprana para desafiar la discriminación racial y actuar como un símbolo de fuerza y ​​autoestima. Ella planteó: ‘¿Aprender un idioma extranjero no es también obtener conocimiento de la cultura de otro país?'»

Si bien los estudiantes tienen prohibido usar joyas en la escuela en Japón, los maestros generalmente no están obligados a seguir las mismas reglas estrictas que los estudiantes.

El incidente provocó un debate online, donde surgieron diversas opiniones.

  • “Soy una maestra de salón que usa aretes y esmalte de uñas en la escuela. Si alguien me dijera algo al respecto, lo demandaría por acoso sexual».
  • “Teníamos una ALT que se atrevía a llevar grandes aros en clase, pero era para que los niños dijeran cosas como «¡qué bonito!»o «Me gustan tus pendientes» en inglés. La forma y el color de los aretes también hicieron que los niños dijeran «¡rosa!» y «triángulo». Hacemos cualquier cosa para despertar los sentimientos de los niños, pero la junta de educación… suspiro».
  • «Si los aretes están prohibidos porque los estudiantes no pueden tenerlos, ¿significa eso que los maestros tampoco pueden tener una licencia de conducir?»
  • “Una vez tuve que decirle a un ALT que dejara de mascar chicle en clase. Sin embargo, se detuvo. ¿Qué podría haber dicho si argumentaba que era parte de su cultura? «
  • “¿La gente no usa aretes como símbolo de belleza? ¿Tiene realmente un aspecto cultural? «

Ese último comentario en realidad destaca la importancia de lo que la docente estaba defenciendo: el aprendizaje y la comprensión culturales. Si bien los aretes pueden verse simplemente como un accesorio de moda para las personas en Japón, para las mujeres latinoamericanas, los pendientes a menudo son empoderadores.

Lamentablemente, no está claro si la Junta de Educación y la docente en este caso pudieron llegar a una feliz resolución. Esperamos que cualquier decisión que se haya tomado sea una que respete las sensibilidades culturales de todos los involucrados.