25.4 C
Buenos Aires
domingo 7 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

Un ventilador de techo que consume menos energía y mata los microorganismos

Un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur (NTU Singapur) desarrolló un ventilador de techo capaz de enfriar una habitación pequeña al doble de la velocidad de un ventilador convencional (aproximadamente 100 metros cúbicos por minuto), mientras usa poco más de la mitad de la energía (42 vatios en comparación con 75 vatios).

Denominado Vortec, el ventilador funciona aspirando aire frío de debajo del ventilador, separando el calor y la humedad de los que están sentados debajo.

Los ventiladores convencionales solo soplan aire hacia abajo, y las personas que se encuentran en la periferia de su rango no reciben tanta frescura como las que están directamente debajo de él. En cambio Vortec tiene forma circular, lo que permite que el aire salga de la parte superior del vórtice giratorio, creando una cortina de aire que cae y enfría a las personas a su alrededor.

Tampoco tiene aspas de ventilador expuestas, por lo que es seguro tocarlo incluso cuando gira, y puede montarse a más baja altura que un ventilador convencional.

Además, una lámpara LED en el centro del ventilador proporciona luz en diferentes temperaturas de blanco. Una fuente de luz ultravioleta (UV) también ayuda a matar microorganismos como bacterias y virus, para reducir la propagación de enfermedades a través del aire en espacios reducidos.

Durante la prueba de laboratorio, las lámparas LED UV producidas por Seoul Viosys lograron una impresionante desinfección del 99,9% de COVID-19.

Durante un mes de prueba de Vortec en el Co-Op Café en el NTU Innovation Center (que es del tamaño de un apartamento de cuatro habitaciones (90 metros cuadrados)), los costos de servicios públicos se redujeron en un 50% estimado.

Adelantado a su tiempo, Vortec es un claro ejemplo de cómo las imaginaciones de un autor de ciencia ficción pueden inspirar la tecnología de la vida real de la próxima generación, e incluso contribuir a frenar una pandemia global.

Contenido Premium

Lo último