20 C
Buenos Aires
domingo 18 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Joven de cabello castaño demanda a escuela por decirle que se tiñe el cabello de negro

Aparentemente, los códigos de vestimenta escolar japoneses tratan de eliminar las distracciones, por lo que es común que las escuelas prohíban a los estudiantes teñirse el cabello. Sin embargo, pueden surgir problemas si las escuelas asumen rigurosamente que si nadie se tiñe el cabello resultará siempre en que todos tengan el mismo color de cabello.

Aunque la gran mayoría de los japoneses (que constituyen la gran mayoría de los estudiantes en las escuelas de Japón), tienen el cabello naturalmente negro, el cabello de algunos japoneses es castaño oscuro. Esto ha llevado a situaciones en las que algunas escuelas le han pedido a estudiantes de cabello castaño que se tiñan el cabello de negro, debido a que no creen que el color natural del cabello de los estudiantes sea castaño, y que está tratando de salirse con la suya al teñirlo.

Ese fue el caso de una adolescente que asistía a la escuela secundaria de la prefectura de Kaifukan en la ciudad de Habikino, prefectura de Osaka. La joven se inscribió en 2015 y le dijeron repetidamente que tenía que teñirse el cabello castaño de negro. La niña insistió en que el marrón era su color natural de cabello, pero la escuela asegura que tres maestros diferentes examinaron las raíces del cabello de la niña y encontraron que eran negras, lo que tomaron como prueba de que se había estado coloreando el cabello.

Finalmente, la joven (que ahora tiene 21 años), afirma que le dijeron: “Si no te tiñes el cabello de negro [es decir, de nuevo a negro, en opinión de la escuela], entonces no vengas más a la escuela». Sintiéndose presionada y angustiada, la niña dejó de asistir a clases, y la escuela luego eliminó su nombre de la lista de estudiantes.

Pero en lugar de ver a los administradores de la escuela en el campus, la joven decidió verlos en la corte, y en 2017 presentó una demanda por el incidente, pidiendo una compensación de 2,2 millones de yenes (21.250 dólares).

La semana pasada, un tribunal de Osaka emitió su fallo, y no encontró que ninguna de las partes estuviera completamente en la razón. La jueza reconoció la validez de la escuela para establecer y hacer cumplir las reglas relacionadas con la coloración del cabello, diciendo que «tales reglas se han establecido por tener un propósito educativo razonable y legítimo, por lo que mantener la disciplina de los estudiantes queda a discreción de la escuela».

Yokota también declaró: “No se puede decir que la escuela estaba obligando a la niña a teñirse el cabello de negro”, aparentemente tomando la palabra de la escuela de que las raíces de la niña eran negras, y que los administradores solo le exigían que regresara a su rigurosamente a su color natural de cabello.

Sin embargo, la escuela no se libró por completo. El tribunal también dictaminó que las acciones de la administración después de que la niña dejó de asistir a clases, como quitar su nombre de la lista, eran inaceptables y ordenó a la prefectura de Osaka pagar daños y perjuicios de 330.000 yenes (3.190 dólares estadounidenses) a la joven.

La escuela admitió que podría hacer mayores esfuerzos para ganar la comprensión de los estudiantes y sus tutores con respecto a las reglas escolares. “No hemos cambiado nuestro estándar de que los estudiantes que se han teñido el cabello lo devuelvan a negro, pero este caso ha sido una experiencia de aprendizaje, y reflexionaremos más sobre cómo guiar mejor a nuestros estudiantes”.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último