5.2 C
Buenos Aires
viernes 18 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Una investigación sobre los desiertos de noticias en Argentina

Una nueva investigación del Foro de Periodismo Argentino (Fopea) advierte que tres cuartas partes de la Argentina tienen serios problemas de acceso a la información, carecen de medios locales, o cuentan con condiciones débiles para el ejercicio del periodismo.

Fopea lanzó el sitio «Desiertos de noticias en Argentina«, realizado con el apoyo de Google News Initiative, en coincidencia con el Día del Periodista. El mapa permite tener una radiografía del acceso a la información local con gran nivel de granularidad.

El acceso fue clasificado usando cuatro categorías: Desierto, Semi desierto, Semi bosque y Bosque, según el acceso a la información. Para ello relevaron más de 2600 medios en el país, tratando de poner énfasis en investigar los desiertos informativos.

La histórica investigación, que demandó más de seis meses, y fue realizado por un equipo de veinte periodistas, alerta sobre un país que, en su mayor parte cuenta con serias dificultades para informarse, o cuyos periodistas ven fuertes barreras para ejercer su profesión.

El proyecto refiere concretamente que tres cuartas partes de la Argentina padecen un “desierto” o “semidesierto” informativo. Sus ciudadanos carecen o tienen pocos medios locales para informarse, o también se ven privados de un periodismo crítico, ejercido básicamente bajo control de los gobiernos.

De las conclusiones del estudio surge que casi el 48% de los 560 departamentos que componen el territorio argentino están situados en la “zona roja” del periodismo local, y constituyen “desiertos informativos”. Esto implica que la población que reside en ellos accede a información principalmente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y, en cambio, “viven en una sequía permanente de noticias relativas a su realidad próxima”.

“La Argentina es un país heterogéneo, con realidades que difieren de distrito en distrito. Cada provincia conforma un universo distinto: fronteras adentro coexisten poblaciones con necesidades informativas diferentes. Pero estas demandas chocan con el paradigma centralista, que históricamente llevó a mirar hacia el puerto porteño. La producción de información periodística replica ese modelo y repercute en la configuración de espacios gigantescos sedientos de cobertura”, sostiene la investigación.

El estudio completo puede consultarse aquí.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último