lunes 6 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Histórica casa de lencería se relanza como marca sostenible

Revivir una marca inactiva a menudo implica un fuerte enfoque en el legado, pero existe la misma oportunidad de comenzar con una pizarra limpia, y al mismo tiempo conservar parte del valor de la marca.

Es el caso de Scandale, que utiliza su nombre familiar como plataforma de lanzamiento para una línea de productos con visión de futuro. La marca francesa de lencería se lanzó en 1932, pero se retiró hace una década, y ahora está regresando como eco-lencería Scandale.

La marca se ha relanzado para cumplir con los valores modernos de la Generación Z, fusionando sensualidad, sostenibilidad e inclusión, o, como dice la marca, «un toque francés con las personas y el planeta en mente».

Ese enfoque en la sostenibilidad incluye el uso de 80% de tejidos reciclados, y 100% algodón orgánico. La marca también trabaja con un número limitado de telas y colores para facilitar la mezcla y combinación.

En lugar de presentar nuevas colecciones cada temporada, la marca diseñó 105 estilos permanentes, con solo cápsulas limitadas una vez al trimestre, con la idea de reducir su impacto de carbono.

Más allá de la sostenibilidad ambiental, Scandale también afirma estar comprometida con las prácticas laborales justas y la transparencia. Cada producto está etiquetado con un código QR que los clientes pueden escanear, para conocer su impacto ambiental y la información de la fábrica donde fue ensamblado y cosido.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último