lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo
InicioPeriodismo JustoFuturo y memoria en una foto

Futuro y memoria en una foto

La niña que está en la foto, en brazos de Salvador Allende, se llama Maya. Nació en 1971, un año después de que su abuelo se convirtiera en Presidente de Chile con el frente Unidad Popular. Dos años después, el golpe militar comandado por Augusto Pinochet terminó de manera brutal con la experiencia de poder del socialismo democrático. Allende murió defendiendo su gobierno en la Casa de la Moneda bombardeada por los golpistas y la niña partió con sus padres a un exilio que duró 17 años. El viernes pasado, el presidente electo de Chile, Gabriel Boric anunció los nombres de su futuro gabinete. Entre las catorce mujeres que lo conforman, se encuentra esa bebé que Allende mira con ternura en la foto. Maya Fernández será la nueva ministra de Defensa.

“Sé que futuro y memoria/ se vengarán algún día” escribió Francisco Paco Urondo. El gran poeta asesinado por la dictadura argentina lo sabía. En boca del poeta, diría Mario Trejo, toda palabra es profecía. Ese verso ilumina en el poema La Pura Verdad. No sé si Boric leyó a Urondo, pero la señal que decidió exhibir es muy poderosa. Retoma el hilo del último discurso de Allende mientras las bombas caían sobre la casa de gobierno el 11 de septiembre de 1973: “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”.

Maya Fernández es bióloga y veterinaria, tiene 50 años y es militante del Partido Socialista, la fuerza política de su abuelo. Fue diputada durante dos períodos -incluso presidió la Cámara en 2018- y fue electa concejal de Ñuñoa, el lugar donde vive. Es hija de Beatriz Allende Bussi, la hija más politizada de Salvador, y del diplomático cubano Luis Fernández Oña. Justamente en Cuba se refugió Maya, junto a su familia, hasta que pudo volver a Chile en 1990.

Fue funcionaria en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet quien, a su vez, fue hija de un militar leal a Allende asesinado por Pinochet y ella misma víctima de vejámenes durante la dictadura. En los últimos meses Maya fue una de las primeras dirigentes del Socialismo que defendió un giro del PS hacia la izquierda y se manifestó a favor de la candidatura de Boric.

Desde el 11 de Marzo, cumplirá la misma parábola que llevó a dos presos de la dictadura uruguaya a ocupar los cargos de Presidente y Ministro de Defensa: José Pepe Mujica y Eleuterio Fernández Huidobro, después de doce años retenidos en los sótanos más inmundos del Uruguay, y a Dilma Rousseff, la joven estudiante torturada por los militares brasileros en 1970, llegar a la presidencia de Brasil. Maya Fernández dirigirá a las tres ramas de las Fuerzas Armadas que se levantaron contra el gobierno democrático de su abuelo y no sólo sesgaron su vida, sino la de miles de chilenos.

Sé que futuro y memoria se vengarán algún día.