lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Un concurso para construir torres de palillos de dientes resistentes a terremotos

Una universidad de ingeniería en Kumamoto, Japón, es famosa por realizar una original competencia, desafiando a los estudiantes a construir torres de palillos que pueden resistir un terremoto simulado.

Debido a su ubicación en el Cinturón Móvil Circum-Pacífico, donde existe una actividad sísmica y volcánica constante, Japón es el país más propenso a terremotos del mundo. Aunque Japón ocupa solo el 0,25% de la superficie terrestre de nuestro planeta, el 18,5% de los terremotos del mundo ocurren allí. Por lo que la construcción de una arquitectura resistente a los terremotos es primordial para ellos.

Con esto en mente, una escuela de ingeniería ha estado desafiando a los estudiantes a idear diseños de torres de mondadientes que puedan resistir un terremoto simulado.

Desde 2006, el Departamento de Arquitectura de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Sojo lleva a cabo el «Concurso sísmico de torres de palillos de dientes», una competencia única que desafía a equipos de estudiantes a construir torres resistentes a terremotos, utilizando únicamente palillos de dientes y pegamento para madera.

La torre de cada equipo se coloca sobre un tablero de 30 cm y se van añadiendo pesos metálicos encima, mientras la plataforma sobre la que se colocan comienza a temblar, simulando un terremoto. A medida que aumentan las vibraciones horizontales, las torres comienzan a derrumbarse bajo la presión de los pesos metálicos. La última torre que queda en pie, es declarada ganadora.

La competencia de la torre de palillos de dientes fue un éxito desde su primera edición, y desde 2011, la Universidad de Sojo también ha organizado concursos entre equipos de estudiantes de secundaria, con el objetivo de despertar el interés de los más jóvenes en la fabricación y el diseño de terremoto- edificaciones resistentes.

Para ser aprobadas para la competencia, las torres de palillos deben tener al menos 50 centímetros de alto, y pesar menos de 65 gramos. Las construcciones van pegadas a sus respectivas tablas de madera para que no se deslicen cuando la plataforma empiece a vibrar.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último