miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

6 sitios de transferencia de archivos gratuitos para compartir datos sin instalar ningún programa

Compartir archivos online es una de las actividades más comunes del día a día laboral, y los usuarios tienen diferentes preferencias a la hora de elegirlos. Algunos valoran la velocidad y el cifrado, otros quieren un espacio seguro para sus documentos de oficina, y algunos necesitan enviar archivos de gran tamaño. Por suerte, existen soluciones para todos los gustos, y sin necesidad de instalar ningún software:

 

  1. Wormhole (Web): transferencias de archivos más rápidas, cifrado de extremo a extremo

Wormhole es la aplicación de transferencia de archivos más rápida en Internet hoy en día si deseas enviar archivos grandes lo más rápido posible. La aplicación también otorga una gran importancia a la seguridad de los datos, con cifrado de extremo a extremo, a diferencia de los servicios en la nube como Dropbox. Eso significa que Wormhole no puede abrir tus datos en ningún momento, y solo almacena archivos hasta 24 horas antes de eliminarlos de sus servidores.

Pero su fuerte es la velocidad. Carga un archivo e instantáneamente obtendrás un enlace, incluso antes de que todo el archivo haya terminado de cargarse. Comparte este enlace y los destinatarios podrán comenzar a descargar el archivo antes de que se cargue por completo, utilizando protocolos de intercambio punto a punto (P2P) basados ​​en navegador.

Wormhole permite cargar archivos de hasta 5 GB, compartir el enlace y cerrar la pestaña. Para archivos de más de 5 GB, debes mantener la pestaña abierta, ya que el sitio utiliza el uso compartido de archivos P2P para transferir datos entre tú y el destinatario.

 

  1. Drop.lol (Web): comparte archivos entre dispositivos en la misma red

Drop.lol puede ser una herramienta útil para enviar datos para transferir un archivo entre tu teléfono y la computadora, o cuando los compañeros de equipo están en el mismo Wi-Fi. Así es como funciona. El primer usuario tiene que abrir Drop.lol para crear automáticamente una sala, y luego compartir un enlace con otros para unirse a esa sala. Aquellos en los teléfonos pueden escanear un práctico código QR en su lugar para conectarse rápidamente.

Una vez que otros están en la sala, a cada persona se le asigna un ‘mosaico’. Agrega archivos a tu mosaico para que otros puedan descargarlo, verifica lo que otros comparten, o arrastra y suelta para iniciar la transferencia. También hay un chat simple para enviar mensajes si es necesario. Todo funciona en el intercambio de archivos punto a punto, por lo que deberás mantener la pestaña abierta.

 

  1. Dropall (web): uso compartido de archivos P2P a través de navegadores, sin límites de tamaño

Dropall es una de las aplicaciones de intercambio de archivos P2P más simples para usar en los navegadores. Para obtener una cuenta no es necesario instalar nada ni registrarse; todo lo que necesitas es un navegador web moderno. Debido a que es P2P, no hay límite de tamaño de archivo, ni límite en la cantidad de archivos que puedes transferir simultáneamente.

Su uso es muy sencillo. Crea una sala con un nombre de usuario y una contraseña opcionales. Luego, comparte el enlace de esta sala con los destinatarios. La sala en sí muestra todos los archivos que has cargado y, para los formatos de archivo comunes, incluso muestra una vista previa. Puedes elegir descargar un archivo o abrirlo dentro de la aplicación si es posible.

Una vez que un destinatario elige descargar un archivo grande, la persona que lo subió deberá permanecer en línea y en la sala, hasta que se complete la transferencia. La transferencia de datos es completamente sin servidor, lo que mantiene tu actividad segura y privada.

 

  1. SendBig (Web): transfiere archivos grandes (hasta 30 GB) de forma gratuita y reanuda las cargas

La mayoría de los servicios de transferencia de archivos limitan el tamaño de los archivos a 2 o 5 GB, con algunas excepciones. Para archivos más grandes, generalmente tienes que pagar. SendBig supera a la mayoría de los competidores con su límite de tamaño de archivo de 30 GB.

Para utilizarlo deberás registrarte para obtener una cuenta gratuita que desbloquea el límite de tamaño de archivo de 30 GB, pero no hay otras condiciones involucradas. Además, SendBig resuelve el mayor problema con la carga de archivos grandes: una carga fallida. Si se desconecta o no puede terminar la carga por algún motivo, SendBig la reanudará la próxima vez que se vuelvas a conectarte al servicio (siempre que aún tengas el archivo original).

Además, SendBig permite proteger el archivo con contraseña, establecer cuántas veces puede descargarse, y establecer una fecha de caducidad cuando se eliminará el archivo. También puedes usar el servicio SendBig Snap para autodestruir archivos que se eliminan automáticamente cuando se descargan una vez.

 

  1. TransferKit (Web): transferencia de archivos descentralizada para usuarios inexpertos

TransferKit intenta poner las ventajas de las redes de almacenamiento descentralizadas a disposición de cualquier usuario inexperto, sin necesidad de cuentas Blockstack u otros conocimientos técnicos. Basado en la red Filecoin, el proceso de compartir archivos es tan simple como cualquier otro servicio de transferencia de archivos. Carga tus archivos (hasta 32 GB en total) y luego comparte el enlace para que cualquiera pueda descargarlos.

El beneficio de las redes de almacenamiento descentralizadas es que estarás protegido contra fallas de hardware o ataques cibernéticos. Por otra parte, un archivo cargado en la red de almacenamiento descentralizado no se puede eliminar debido a su propia naturaleza, por lo que tus datos estarán disponibles para siempre.

 

  1. SendFileOnline (web): comparte archivos simplemente con un código de 6 dígitos

Para mayor seguridad al compartir archivos online, SendFileOnline (SFO) ofrece una solución genial. Al cargar archivos en el sitio, proporciona un código único de 6 dígitos. Comparte ese código con tus amigos en lugar de un enlace completo, y cualquier persona que lea tu mensaje no sabrá de qué se trata.

Por supuesto, esto requiere que tú y tus amigos acuerden con anticipación que intercambiarán archivos a través de SFO. Pero una vez que está configurado, es tan simple como enviar un mensaje con esos seis dígitos, como un código PIN, en lugar de enlaces completos que se pueden rastrear más adelante. Además, puedes configurar los archivos para que se eliminen después de 24 horas o una semana.

Vía

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último