martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

¿Departamentos o Phs?: Pros y contras de cada tipo de propiedad

Los precios de las propiedades han bajado más de un 25% en los últimos años, por lo que quienes cuentan con el capital necesario se encuentran en el momento ideal para comprar una propiedad. ¿Es mejor elegir un PH o un departamento? Cada opción tiene sus ventajas y desventajas y analizaremos cuáles son.

El PH es ideal para quienes busquen una propiedad de mayor tamaño: en la Ciudad de Buenos Aires los PH en venta suelen tener tres o cuatro ambientes y en promedio rondan los 100 m2, por lo que resultan más grandes que los departamentos. Otra ventaja que puede ser fundamental: no pagan expensas, algo clave en tiempos donde las mismas no paran de aumentar. También ofrecen una mayor privacidad, menos ruidos molestos y la posibilidad de ampliar la vivienda en un futuro. Los PH con espacios exteriores, como patio o jardín, son muy codiciados. En algunas ocasiones, el comprador del PH invierte con el objetivo de realizar futuras ampliaciones a la propiedad, algo que resulta imposible con los departamentos.

Si hablamos de ventajas de los departamentos en venta, debemos comenzar por el precio. Suelen ser más baratos que los PH. Otro aspecto que debe mencionarse es la seguridad, ya sea que tengan o no vigilancia privada durante las 24 horas. El hecho de contar con un consorcio puede ser un punto a favor, por ejemplo en casos de existir problemas de humedad en la vivienda. Aunque los consorcios también pueden traer problemas, por lo que se trata de un arma de doble filo. Por último, otra ventaja de los departamentos por sobre los PH son las amenities: SUM, pileta, laundry, quincho, etc. Aunque, claro, a mayor amenities, más caras serán las expensas. Como mencionamos, hay mucha mayor oferta.

¿Y cuáles son las desventajas de cada tipo de vivienda? En el caso de los PH, debemos decir que no se trata de un tipo de propiedad que abunde, y esto hace que aumente su valor, por lo que son notablemente más caros que los departamentos. De hecho, si queremos comprar un PH, encontraremos limitaciones a la hora de elegir el barrio: abundan en Villa Real, Parque Patricios y Vélez Sarsfield, hay propiedades más caras en Belgrano, Palermo, Caballito y Colegiales, pero son casi inexistentes en Recoleta, Retiro, Barrio Norte, Abasto y Tribunales.

A la hora de comprar un PH es de vital importancia estar seguros del buen estado de las cañerías y que no haya filtraciones en paredes o techos. En caso de filtraciones de humedad u otro tipo de problemas, es el dueño -y no el consorcio- el que debe hacerse cargo. De hecho, el propietario deberá hacerse cargo de cualquier tipo de mantenimiento, aunque al no abonar expensas todos los meses la situación termina balanceándose. También es muy importante tener en cuenta la luminosidad, ya que lógicamente las propiedades horizontales reciben menos luz natural que las verticales.

Los departamentos también tienen sus desventajas, como los ruidos de los vecinos y del ascensor, la dificultad de tener mascotas o usarlo como «apto profesional» (permitidos en algunos edificios, prohibidos en otros), y el pago de las expensas. Sobre este último punto hay que tener en cuenta que, si hay deudores en el edificio, esto ocasiona un problema a todo el consorcio.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último