domingo 26 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Billeteras electrónicas, homebanking y redes sociales: las apps en las que los argentinos quieren mayor seguridad

El 70% de los argentinos utiliza entre 6 y 20 aplicaciones por día. Las transacciones bancarias online aumentaron un 50%. Los usuarios buscan confianza ante la amenaza de fraudes cibernéticos.

Los argentinos utilizan el teléfono celular un promedio de 9 horas y 39 minutos por día. Esta tendencia crece con la aparición de nuevas aplicaciones que ponen al alcance de la mano todo tipo de funciones. Tal es así que el 70% de los argentinos usa entre 6 y 20 aplicaciones al día, lo que supone un 15% más que el resto del mundo. En contrapartida, sólo el 4,1% de los consumidores argentinos utiliza 2 o menos aplicaciones por día, casi un 60% menos que en el resto del mundo.

En ese escenario, los usuarios buscan más seguridad ante las amenazas que ponen en riesgo la información personal y, muchas veces, los ahorros.

Las billeteras electrónicas y las aplicaciones de pago y transferencia de dinero son las que precisan de mayor seguridad y confianza de acuerdo a la mirada de los usuarios argentinos. Así lo manifestó el 35% de los encuestados en el reporte de Expectativas del Consumidor para la Seguridad en Aplicaciones Móviles de la plataforma Appdome.

En segundo lugar, un 25% ubicó a las aplicaciones de homebanking, cuyo uso aumentó un 50% en comparación al año anterior. Las aplicaciones de redes sociales ocupan el tercer lugar en cuanto a uso en Argentina, y las expectativas de seguridad de los usuarios crecieron un 8,05%. Completan la lista las aplicaciones para el lugar de trabajo, que el 11,7% de los argentinos cree que deberían tener los niveles más altos de seguridad. Esto es un 23% más alto que el estándar global.

¿Cuál es el mayor temor de los usuarios de apps en Argentina?

El estudio detalla que el principal miedo es al fraude. Por ejemplo, que algo o alguien utilice su identidad para crear cuentas falsas o solicitar créditos a su nombre. También temen recibir cargos y transacciones que no hicieron.

Otros riesgos destacados por los usuarios locales son hackeos en las apps que usan cotidianamente y la aparición de virus en su teléfono celular.

En Argentina, las denuncias por estafas virtuales tuvieron un aumento cercano a 200% en 2022 con relación al año anterior, según un informe elaborado por el Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales de la Universidad Austral (OCEDIC). Entre los delitos más recurrentes, se encuentra la técnica de usurpación de identidad conocida como «Phishing».

Seguridad o novedad, esa es la cuestión

De acuerdo al reporte de AppDome sólo el 16% de los argentinos consideraron que las funcionalidades de las aplicaciones son más importantes que la seguridad. En contrapartida, un 23,2% cree que la seguridad es más relevante que las funcionalidades.

En línea con la dinámica a nivel mundial, la mayoría de los consultados cree que debe existir un balance entre la seguridad y los beneficios de adquirir una función o servicio nuevos. El 61% de los consumidores argentinos contestó que es tan importante protegerse contra las amenazas de seguridad, fraude y virus como las nuevas funciones que pueda ofrecer la app.

“Para los consumidores argentinos, la protección en las apps es una parte central de la experiencia. Incluso están dispuestos a utilizar más y recomendar una app que cumple sus expectativas”, explica Tom Tovar, especialista en ciberseguridad y CEO de Appdome.

Cada vez más descargas de aplicaciones en Argentina

Argentina es uno de los países con la mayor tasa de penetración de internet en América Latina. Según datos del Indec, 88 de cada 100 argentinos usan teléfono celular y 87 de cada 100 utilizan internet.

Las medidas de distanciamiento durante la pandemia de coronavirus aceleraron la adopción de apps para realizar distintas operaciones que antes solían requerir presencialidad, como las operaciones bancarias. También se registró un fuerte aumento en las descargas de aplicaciones de delivery de comida y de juego online.

“Es impresionante la popularidad que tienen las apps en Argentina tras la pandemia. Los usuarios las prefieren sobre otras plataformas digitales; las descargan, pasan más tiempo en ellas y realizan más compras. Aunque son una gran herramienta para resolver tareas cotidianas, necesitan mayor protección de ciberseguridad incluso para pedir una hamburguesa”, remarca Tovar.

El informe global de Appdome realizado entre 25.000 usuarios a lo largo de 13 países destaca que los argentinos son rigurosos en cuanto a la seguridad de las aplicaciones en sus celulares. Para los consumidores de nuestro país la protección es vista como fundamental para el buen uso de sus dispositivos móviles, al tiempo que están dispuestos a ser defensores de marcas que cumplan con sus expectativas de seguridad.

Los argentinos prefieren apps móviles frente a la web para realizar transacciones, comprar, vender, crear contenidos, conocer gente e incluso trabajar. Y se espera que esta tendencia continúe.

Ante la consulta acerca de si aumentó el uso de sus aplicaciones móviles favoritas en los últimos 12 meses, sólo el 14,7% de los argentinos declaró no haber cambiado su uso en 2022. Eso es un 56% menos que los consumidores globales.

Mientras que un 22% de los usuarios argentinos aseguró «descargar más, gastar más y hacer más de todo» utilizando aplicaciones móviles.

Más allá de la funcionalidad, existe una fuerte correlación entre el mayor uso de aplicaciones móviles y las expectativas en seguridad. Por ejemplo, mientras el uso de aplicaciones homebanking creció en Argentina un 50,7% desde 2021, las demandas por la seguridad aumentaron un 25%. Lo mismo ocurre con las redes sociales, mientras su uso subió 9,93%, las expectativas de seguridad, 8,05%.

Lo último