sábado 18 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Un político indio drenó un embalse solo para recuperar su teléfono: fue suspendido

Un funcionario del Gobierno indio ha sido suspendido tras ordenar que se vaciara un gigantesco depósito de agua para poder recuperar el teléfono que se le había caído accidentalmente.

Rajesh Vishwas, inspector de alimentos de 32 años del distrito de Kanker, en Chhattisgarh, se ha convertido en el tema del momento en las redes sociales indias por su implicación en un incidente que puso de manifiesto la ignorancia de los funcionarios públicos ante graves problemas medioambientales, como la escasez de agua. Vishwas abusó de su poder para disponer de unos dos millones de litros de agua de un embalse de la ciudad de Pakhanjur sólo para poder recuperar el flamante smartphone Samsung Galaxy S23 que se le había caído accidentalmente al agua. Al parecer, el agua vertida en un canal cercano era suficiente para regar 6 kilómetros cuadrados (600 hectáreas) de tierras de cultivo.

Al parecer, el joven inspector de alimentos se fue de picnic con sus amigos al embalse de Paralkot, en Pakhanjur, a principios de mes. El embalse recibe el agua desbordada de una represa cercana, y cuando Vishwas intentó hacerse un selfie con el agua corriendo de fondo, se le cayó sin querer su nuevo teléfono al embalse. Algunos nadadores locales acudieron a buscar el teléfono del funcionario, pero tras dos días de búsqueda, no encontraron nada.

Vishwas insiste en que fueron los lugareños quienes le sugirieron que drenara parte del agua del embalse para facilitar la búsqueda del teléfono que se le había caído y, aunque al parecer se negó al principio, acabó cediendo a la presión y decidió llamar al funcionario de la subdivisión (SDO) y pedirle permiso para drenar el embalse.

«Así que llamé al funcionario de la subdivisión, que me dio permiso verbal porque sólo había unos pocos metros de agua», declaró Rajesh Vishwas. «Alquilé una bomba diésel por 7.500 rupias y extraje un metro de agua del embalse, de 3 metros de profundidad, durante dos días. No sé cuánta agua era, pero pueden preguntar a los aldeanos, el agua sólo la utilizan para bañarse los que vienen aquí de picnic y no para regar ni para otros fines. Los medios de comunicación han exagerado la noticia».

Ram Lal Dhivar, subdirector del Departamento de Recursos Hídricos, admitió que efectivamente se había dado permiso verbal para desecar el embalse, pero añadió que el nivel del agua había descendido más de 3 metros. La historia no tardó en difundirse y Rajesh Vishwas se metió en buen lío.

«Abusando de su posición, Vishwas desperdició muchísimos litros de agua durante la temporada de calor. Es un comportamiento inaceptable que no se puede tolerar», declaró el recaudador del distrito de Kanker, Priyank Shukla. El Departamento de Riego también expresó su consternación por el despilfarro de una cantidad tan importante de agua por una razón tan trivial.

«Cuando la gente depende de los camiones cisterna para abastecerse de agua en veranos abrasadores, el funcionario ha vaciado muchos litros que podrían haberse utilizado para regar 1.500 acres de tierra», tuiteó el vicepresidente nacional del partido de la oposición estatal BJP.

Ante todas estas críticas, Rajesh Vishwas defendió su decisión de vaciar todo el depósito de agua alegando que su flamante smartphone Galaxy S23 contenía información departamental importante.

Lo último