lunes 24 de junio de 2024
Lo mejor de los medios

Un niño castigado por no hacer los deberes fue a la comisaría y suplicó que lo metan en un orfanato

Tras discutir con su madre por no hacer los deberes, un niño chino de 10 años se escapó de casa y fue directamente a la comisaría de policía local para quejarse y suplicar que lo metieran en un orfanato.

El extraño incidente ocurrido en el municipio de Chongqing. Las imágenes de CCTV muestran al niño irrumpiendo en la comisaría de Huixing, en Yubei, y siendo abordado por dos policías. Los agentes empezaron a charlar y el niño de 10 años les contó que su madre le había reprendido por no hacer los deberes, así que se marchó de casa para ingresar en un orfanato.

Tras una ardua labor de convencimiento por parte de los agentes, el niño les facilitó los datos de contacto de sus padres, por lo que la policía se puso en contacto con su madre, que confirmó su discusión sobre los deberes atrasados. Sin embargo, nunca imaginó que su hijo huiría de casa para ingresar en un orfanato por este motivo.

«Mi madre me regañaba todos los días por no hacer los deberes y se iba de casa», se queja el niño de 10 años. «Me regaña para que estudie todos los días. Preferiría ir a un orfanato».

Tras calmar al niño, la policía llamó a su padre para que lo recogiera y, aunque se resistía a volver a casa, consiguieron convencerlo de que era la decisión correcta, mucho mejor que ir a un orfanato.

La noticia y las imágenes de CCTV se hicieron virales en China, donde la reacción del niño conmocionó a la gente. Algunos lo vieron como un signo de una generación perezosa de niños malcriados, mientras que otros simplemente aplaudieron la forma en que la policía calmó al niño y, en última instancia, resolvió el problema.

Lo último