jueves 29 de febrero de 2024
Cursos de periodismo

Buceador asegura que es amigo de un tiburón desde hace años

Un buceador de Florida, Estados Unidos, afirma que lleva casi 23 años siendo el mejor amigo de un tiburón de 4,5 metros llamado Emma, al que describe más como un perro juguetón que como un depredador.

Jim Abernethy y Emma se conocieron en 2001, cuando él le quitó un anzuelo de pesca de la boca, y desde entonces son inseparables. Cada vez que Jim se mete en el agua en la zona de Tiger Beach, en las Bahamas, ella se acerca y se frota la cabeza con él en señal de afecto. No es el tipo de comportamiento que la mayoría de la gente espera de un enorme tiburón tigre de 4,5 metros de largo que podría destrozar fácilmente a un ser humano, y eso es exactamente lo que convierte a Emma en la chica perfecta para la actual misión de Jim Abernathy de cambiar la percepción que la gente tiene de los tiburones.

«Lo que hace a Emma tan especial es que es muy grande, enorme y tiene el factor que genera sorpresa cuando la miras, como si fuera lo último que hicieras», dijo Jim a The Sun. «Pero estás en el agua poco tiempo y te das cuenta de que es muy cariñosa y afectuosa. No son monstruos devoradores de hombres, de hecho, son criaturas sensibles como los gatos y los perros. Con Emma, es como revolcarse en la hierba con tu perro, es muy divertido y cariñoso y así es como puedo conseguir las selfies que saco».

Jim buceaba por Tiger Beach en 2001 cuando vio por primera vez a este tiburón tigre gigante dando vueltas a unos metros de distancia. Al final se le acercó y consiguió sacarle un anzuelo de la boca, a pesar de los evidentes riesgos. Desde entonces, Abernathy ha sacado otros cuatro anzuelos de la boca de Emma en varias ocasiones, y los dos son mejores amigos.

Emma se acercaba a Jim cada vez que buceaba en su zona y podía reconocerlo aunque cambiara de equipo de buceo. Con el tiempo, aprendió las señales que le hacía con las manos -una invitación a que le frotara la cabeza- y Abernethy afirma que empezó a comportarse como un perro juguetón al que le encanta que le acaricien.

«Intentar describir cómo es realmente me hace creer que el idioma inglés no es lo suficientemente bueno», afirma Jim Abernathy. «Tener una conexión que dura todo el tiempo que estás en el agua es tan conmovedor y tan impactante. Una de las mejores cosas que me ha pasado es este descubrimiento del lado cariñoso de los tiburones».

En este video se puede ver a Jim y Emma celebrando su amistad:

- Publicidad -

Lo último