domingo 19 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

Cómo y por qué los medios deben comprometerse ya con la Generación Z

Según un estudio de FT Strategies, los medios no deben dar por sentado que los jóvenes gravitarán hacia ellos cuando se hagan mayores, sino que deben actuar ya.

Los investigadores entrevistaron a 45 consumidores de noticias de entre 18 y 24 años en India, Nigeria y EE.UU. e identificaron seis enfoques que los medios pueden adoptar para atraer al público más joven:

  • Establecer relaciones directas con el público «asociándose con creadores, potenciando el talento editorial para compartir sus historias y encumbrando a los periodistas jóvenes».
  • Añadir experiencias personalizadas con herramientas de filtrado y algoritmos
  • Producir contenidos estratégicamente pensados para las redes sociales
  • Utilizar un lenguaje accesible y tonos menos formales
  • Crear contenidos en nuevos formatos
  • Hacer un mayor uso del periodismo de soluciones.

El Informe de Noticias Digitales 2023 del Instituto Reuters revela que los jóvenes de 18 a 24 años acuden más a las redes sociales que a los sitios web en busca de noticias, y el informe de FT Strategies afirma que es erróneo suponer que cambiarán sus hábitos a medida que crezcan.

El responsable de información de FT Strategies, George Montagu, reconoció que las redacciones no pueden desechar los enfoques tradicionales que funcionan para las audiencias establecidas. Pero añadió: «Eso no quiere decir que no se deban tomar medidas ahora para captar y satisfacer las preferencias de los consumidores más jóvenes que, en última instancia, serán los que paguen por su consumo en el futuro…».

El informe afirma que «dado que las próximas generaciones de consumidores buscan marcas y creadores con los que sientan una conexión, los productores de noticias tradicionales tienen que encontrar la manera de crear una mayor afinidad con esas audiencias».

El informe sugiere que los medios creen contenidos especializados para satisfacer las necesidades de los usuarios, por ejemplo, resúmenes para los lectores que buscan información, o preguntas y respuestas con los periodistas para aclarar la importancia de una noticia concreta.

Montagu afirma que el público «quiere que la información que recibe sea realmente densa y que incluya muchos hechos y análisis, y no el relleno que puede asociarse al recuento de palabras o a los segmentos de televisión. Quieren contenidos densos en información, todo el tiempo. Con demasiada frecuencia en el sector simplificamos en exceso los formatos narrativos que quieren los jóvenes. No sólo quieren vídeos cortos. Eso es parte de lo que quieren, pero es mucho más complejo que eso».

Los investigadores identificaron el lenguaje y el tono utilizados por los medios como algo que aleja al público joven.

La periodista e investigadora Ruona Meyer afirma: «Si das malas noticias de una manera que también es formal, sólo estás añadiendo otra capa y otra razón para que la gente se vaya. No importa qué idioma hable una persona, merece noticias. Tenemos que eliminar ese dogma que dice que las noticias se corrompen una vez que no suenan como si tuvieras estreñimiento».

El informe recomienda a los editores que asuman que los lectores desconocen el trasfondo de cualquier noticia y que recurran más al periodismo explicativo, citando como ejemplo prometedor el trabajo de la redactora de análisis de BBC News Ros Atkins.

Sin embargo, otro miembro del consejo asesor, Jack Kelly, fundador de TLDR News, añadió: «Hay que tener cuidado, porque es muy fácil caer en el tópico de ‘Jóvenes, escuchen esto’ y dar la impresión de ser muy poco sincero. Creo que hay que ser muy cuidadoso y reflexivo a la hora de realizar estos cambios tonales».

Kelly señaló que cuando su publicación, basada principalmente en Youtube y dirigida por creadores, recibe comentarios negativos de los espectadores, graba un vídeo de seguimiento en el que analiza y responde a las críticas.

«Creo que hay un verdadero apetito por ese tipo de transparencia», dijo, sugiriendo que el enfoque se había ganado la confianza de la audiencia de TLDR News. «La gente no quiere una fuente de noticias infalible».

Vía

 

Lo último