jueves 30 de mayo de 2024
Lo mejor de los medios

«Onigiri de axila»: la polémica tendencia culinaria que se volvió viral en Japón

Japón es un país famoso por sus excentricidades de todo tipo. Y la nueva tendencia de la que hablan los medios ahora es el «onigiri de axila». Se trata de un clásico aperitivo japonés, pero con la particularidad de que el arroz es prensado por las axilas de jóvenes señoritas, que lo impregnan con su sudor.

Los orígenes del onigiri de axila no son muy claros. Algunas fuentes afirman que se inspiró en una escena icónica del manga Mahōjin Guru Guru, en la que un anciano ayuda al protagonista haciendo rodar bolas de arroz con sus axilas. Esta teoría se apoya en la plétora de ilustraciones de onigiri de axila al estilo anime que se pueden encontrar en Internet, pero en cuanto a cómo este extraño manjar pasó a la vida real, sigue siendo un misterio.

Y si ya es bastante extraño saber que algunas personas prueban bolas de arroz enrolladas en las axilas en sus propias casas, más curioso resulta que haya restaurantes que sirven onigiri de axila a clientes dispuestos a pagar 10 veces su precio normal.

El onigiri de axila de la vida real fue noticia en Japón por primera vez en 2016, cuando el medio Sirabee publicó una serie de fotos de una joven oficinista preparando este plato para un compañero de trabajo. El experimento pretendía responder a una pregunta candente: ¿Es el onigiri enrollado en las axilas de mujeres más sabroso que el normal? Al parecer, la conclusión fue que tenía peor textura y era más difícil de agarrar que el onigiri normal, pero sabía mejor.

Recientemente, el periódico de Hong Kong South China Morning Post (SCMP) publicó un artículo sobre esta extraña delicia japonesa, afirmando que se vende en restaurantes donde las jóvenes desinfectan las partes de su cuerpo con las que entran en contacto las bolas de arroz antes de hacer ejercicio para producir sudor. A continuación, utilizan las axilas en lugar de las palmas de las manos para amasar y dar forma a las bolas de arroz.

«Algunos restaurantes muestran abiertamente el proceso, promocionando con orgullo a sus chefs estrella y la técnica única permitiendo a los clientes visitar la cocina», escribe SCMP.

Lo último